Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Discusión jurídica y dictamen médico, retrasan juicio contra alcalde, exmagistrado y fiscal


Un fuerte debate sobre el tipo de delito que se juzga y determinar si una de las imputadas está en condiciones de enfrentar el proceso, retrasaron este lunes el comienzo del juicio contra el alcalde de San José, Johnny Araya, el exmagistrado Celso Gamboa y la fiscal Berenice Smith.

El caso de relaciona a un supuesto tráfico de influencias que habría beneficiado a Araya al excluirlo de un expediente judicial previo a las elecciones municipales del 2016.

La audiencia se realiza en los Tribunales de Goicoechea, San José. 

El juez Yanán Chacón explicó que, por problemas técnicos, no se ha podido descargar un dictamen médico forense sobre el estado de salud de Smith.

Por ende pidió tiempo a las partes para obtenerlo y decidir si ella puede estar en el proceso.

Instantes después, el fiscal José Pablo Miranda y el representante de la Procuraduría, Federico Quesada presentaron una "actividad procesal defectuosa", al considerar que el juicio debe ser conducido por tres jueces y no solo uno.

Argumentaron que el delito de tráfico de influencias que se atribuye a los acusados sería en modalidad agravada porque intervinieron superiores jerárquicos de las personas que realizaron acciones en el Poder Judicial.

En la modalidad agravada, el delito podría tener penas mayores a los cinco años de prisión, por eso, el juicio no podría estar a cargo de un solo juez y deberían asumirlo tres. 

Los abogados defensores de los tres imputados se opusieron a la solicitud de la Fiscalía y la Procuraduría.

Alegaron que se actuó a destiempo para hacer una solicitud de ese tipo. Además consideran que la figura agravada solo cabría cuando interviene el Fiscal General, como superior jerárquico.

Insistieron en que ni Smith ni Gamboa ocupaban ese puesto al momento de los hechos.