Sala rechaza recurso a manifestantes al considerar que cometieron actos vandálicos

La Sala Constitucional rechazó un recurso de Hábeas Corpus presentado por personas que fueron detenidas la noche del 21 de noviembre durante los disturbios frente a la entrada de la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica. 

Los recurrentes fueron puestos en libertad al día siguiente, con medidas cautelares, pero decidieron acudir al alto Tribunal. Alegaron que se manifestaban de forma pacífica y que la Policía los detuvo violentamente.

En su recurso contra el Ministerio de Seguridad y el Presidente Carlos Alvarado, dijeron que no estaban cometiendo ningún delito a la hora de la detención, por lo que calificaron la privación de libertad como indebida e injustificada

Sin embargo, la Sala no les dio la razón. De acuerdo con la resolución que hizo pública el Ministerio de Seguridad, los magistrados consideraron que los manifestantes excedieron los límites razonables con sus conductas que incluyeron la obstrucción de una vía principal y la comisión de hechos violentos.

También especificaron que esas conductas no pueden ampararse bajo el derecho a la libertad de expresión.

La Sala tuvo por demostrado que algunos oficiales fueron agredidos con llantas y palos, e incluso con golpes en la cara; además, varios oficiales fueron agredidos y rociados con combustible, aparentemente gasolina. 

El director de la Fuerza Pública, Daniel Calderón, se mostró satisfecho con la resolución. "Nosotros apoyamos la actuación de nuestros funcionarios. Estamos seguros de que se apegó a derecho", dijo.

Los magistrados dieron por probado que los manifestantes provocaron un incendio en la vía pública, poniendo en riesgo su integridad física y la de los oficiales. 

El fallo dice que la situación generada por los propios manifestantes, en ningún caso puede ser avalada ni tutelada por el Tribunal Constitucional, pues desencadenó en una serie de actos vandálicos y de violencia clara en contra de la autoridad pública.