"Una muerte en carretera, una familia destruida"

"Su vehículo mal conducido puede ser un arma" y "aquí no sobran personas". Esas fueron algunas de las frases que se mostraron este domingo en una caminata para conmemorar el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tránsito. 

Un numeroso grupo de personas caminó por el bulevar desde el parque La Merced hasta el parque Central en San José con el fin de llamar la atención de todos los usuarios de las carreteras para que prevengan las muertes. El lema fue: "Que no se pierda ni una vida más".

Lamentablemente, la actividad se vio antecedida de malas noticias. Entre la noche del sábado y la madrugada del domingo hubo tres fallecidos en carretera y al menos seis accidentes con heridos graves.  

Lea también: Accidentes de tránsito dejan dos motociclistas y un peatón fallecidos

En la caminata participaron entidades como la Policía de Tránsito, el Consejo de Seguridad Vial, el Ministerio de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social, Riteve y la Municipalidad de San José.

El presidente de la Caja, Román Macaya, hizo especial énfasis en la seguridad de los motociclistas.

Macaya explicó que la atención de los accidentes de Tránsito genera altísimos costos para la seguridad social. Añadió que las emergencias en carretera muchas veces desplazan a personas que esperaban cirugías o procedimientos.

El director del Cosevi, Edwin Herrera, dijo que lamentablemente los accidentes de tránsito son la tercera causa de muertes en Costa Rica.

Explicó que en conjunto con la Policía de Tránsito se desarrollarán estrategias rigurosas en carretera para evitar conductas inapropiadas de quienes manejan vehículos.

La vocera de Riteve, Jennifer Hidalgo, aseguró que evitar los accidentes depende del compromiso y la responsabilidad de todos los usuarios de las vías.

Hidalgo dijo que los decesos por accidentes de tránsito son pérdidas irreparables para las familias que se ven afectadas-