Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Autoridades del Juan Santamaría decomisaron 500 kilos de conchas, corales y piedras en el 2019

La empresa Aeris, que administra la Terminal y la Fundación Neotrópica lanzaron una campaña para evitar que turistas se lleven estos recursos como souvenirs de su vista a Costa Rica. La extracción tiene consecuencias negativas para las playas y la biodiversidad. 

La jefa de Ambiente, Salud y Seguridad de Aeris, Adriana Bejarano, informó que en el 2019, las autoridades aeroportuarias decomisaron media tonelada de conchas, corales, galletas de mar, estrellas de mar y piedras en otros.  

Bejarano citó que un estudio de la Universidad de Costa Rica, del 2015, refiere el decomiso de 10 toneladas de estos recursos en el aeropuerto. 

La campaña se llama: "Dejanos la naturaleza, llevate solo el recuerdo" y su versión en inglés se titula: "Nature belongs here, just take the memories". En el aeropuerto Juan Santamaría se colocaron varios rótulos con información en ambos idiomas. 

El biólogo de la Fundación Neotrópica, José Andrés Vargas explicó que estos recursos son muy valiosos para la vida natural. 

"Las conchas y estos sustratos marinos contienen carbonato de calcio que es esencial en los ecosistemas marinos. Las emisiones de dióxido de carbono ha aumentado. Mucho de ese dióxido de carbono se fija en el agua y es necesario el carbonato de calcio para equilibrar la acidez del océano", explicó.

"Las conchas o arrecifes de coral tienen una función en el ecosistema. Muchos organismos dependen de este tipo de sustratos para sobrevivir como los cangrejos ermitaños", añadió.

El experto dijo que no hay problema en manipularlos en la playa pero el pedido a los turistas es no llevárselos de ahí. Todos los recursos decomisados no se pueden devolver al mar y terminan siendo triturados. 

"Desgraciadamente no pueden regresar porque es muy difícil hacer una trazabilidad de dónde viene cada concha. Se desarrollan en un lugar en específico, quiere decir que se desarrollan con una microbiota, o sea, con una serie de microorganismos y organismos mayores que corresponden a ese tipo de sistema", comentó el biólogo. 

La campaña de la Fundación Neotrópica y Aeris se va a extender por cuatro meses e incluirá una serie de actividades destinadas a sorprender a los turistas con el mensaje.