¡La selección que pagó boletos sin saber que Concacaf los daba y la que llegó a entrenar sin bolas!

(Frisco, Texas)- Lo cómico sucedido aquí en Dallas supera en mucho el "refrescón’" de vista de Henry Duarte y la supuesta “brocha’’ de Matosas.
Como en toda gira periodística al lado de la “Sele”, siempre hay espacio para las anécdotas. Aquiiiiiiiiiiiií van:
 
****   
 
La primera, recién llegando al sitio de alquileres de vehículos, donde habíamos apartado un carrito económico... “Excuse me, the only one we have available is this one”, nos dijo la señora que nos atendió. El asunto es que andamos en carrazo de lujo de 5.000 centímetros cúbicos digno de un potentado tejano.
 
***** 
 
Pero ni el carrazo nos sirvió para apantallar a la seguridad del hotel Westin, donde querían echarnos a patadas por la “osadía” de esperar el arribo de la Tricolor. “Go out or call the police”, nos gritó la robusta oficial, pero una llamada telefónica de Diego Brenes, director administrativo de la Fedefútbol, bastó para que nos permitiesen hacer el trabajo. La señora nos ofreció disculpas algo reacia y todavía roja de mejillas.
 
**** 
 
Nos llamó la atención la forma como el DT de Nicaragua, Henry Duarte, explicó en qué estado encontró a las mujeres que invadieron la concentración de su equipo cuando ingresó a la habitación de sus jugadores. “Me di un refrescón de vista”.
 
***** 
Del técnico de Costa Rica, Gustavo Matosas, resalta su verbo tan, pero tan elogioso para los jugadores ticos, que algunos aficionados lo están criticando por, según ellos, exagerar. Por ejemplo, cuando habló de Bryan Ruiz. 
 
***** 
 
“¿Usted sabe dónde jugaba Maradona? ¿Messi? Libres, sueltos por el campo”, complementó Matosas la tibia respuesta de Bryan, quien se limitó a aceptar jugar en la posición que su técnico lo designe. (...) La calidad no tiene posición y en este caso con Ruiz aplica. La virtud de él no es estar estático, es moverse y pedirla. No es fijarle posición, es darle libertad de movimientos, porque lo que produce con esa libertad beneficia al equipo”.
 
**** 
 
Finalmente, Columbia supo dos anécdotas insólitas de otras selecciones que disputan Copa Oro: una que compró boletos San José - Dallas porque no sabía que los daba Concacaf, mediante chárter oficial del torneo, ¡así como lo lee!, y otra que fue a entrenar sin bolas, por lo que la Fedefútbol tuvo que prestárselas. Cosas que pasan.