Ellos se pusieron los ''lentes oscuros'' en el Apertura 2018

Hace exactamente una semana, el Apertura 2018 finalizó con el descorche del champán rojiamarillo, pero no le colocamos el punto final ni cerramos el libro mientras no determinemos quiénes fueron mejor DT, jugador, 11 ideal y 7 suplentes del torneo.

Acá, les compartimos los elegidos por el columnista. A ver qué les parecen:

 

Mejor DT: Jafet Soto. No hay mucho qué argumentar. Agarró al equipo fuera de zona de clasificación tras 4 derrotas seguidas y lo metió, dramáticamente, con mucho mérito propio y algo de ayuda externa (el Fair Play de Cartaginés), pero lo metió en semifinales, para luego reírse dos veces en el Estadio Saprissa y una en el Morera Soto, con los reductos a reventar de morados y manudos, respectivamente. Incluso sus estrategias de provocación para absorber él toda la presión ésta vez le dieron resultado. Se puso los lentes oscuros pixeleados (recurso que se usa generalmente en imágenes GIF o memes de grandes hazañas, momentos imposibles e irreverentes; en español se le endosa la frase "se la aplicó" y en inglés “deal with it”, algo así como “aceptalo” o "lidiá con ello").

Mejor Jugador: Allan Cruz. No es un goleador empedernido como Saborío o Marcel o un portero salvador como Moreira, por lo que los reflectores no lo apuntan tanto. Empero, fue el “MVP” del Team (Jugador Más Valioso, por sus siglas en inglés), con regularidad del partido 1 al 28, el factor de equilibio, en recuperación, elaboración y finalización. Por algo se ganó la titularidad en la “Sele” y es el diamante en bruto que está presto para ser pulido en el exterior (ojalá, Europa). Sin duda, se puso las gafas de sol este semestre.

11 ideal: Me inclino por un 4-3-3. En el arco, el héroe en tandas de penales sucesivas ante Saprissa y la Liga, Leonel Moreira (Herediano… ¡suerte en el Pachuca!). Entre mis tres zagueros hay uno perteneciente a la mejor retaguardia del torneo (Alejandro Cabral, Saprissa… aunque borró mucho de lo bien hecho con su imperdonable expulsión al minuto 88 de la final, faltando los tiempos extra). Súmele al norteño Rudy Dawson (líder defensivo del club revelación) y al florense Pablo Salazar (capitán y bastión fundamental del campeón). Mi contención, el morado Michael Barrantes, quien se la jugó casi todo el torneo como un “5” con zurda de “10”. Como volante mixto, diay, lógico, Allan Cruz. Allen Guevara (Alajuelense) y Jimmy Marín (Herediano) son mis extremos, por habilidosos, veloces y generadores de infinidad de jugadas de gol; arriba: Álvaro Saborío (San Carlos, goleador del certamen), Marcel Hernández (Cartaginés, subgoleador) y Jonathan McDonald (Alajuelense, tercer puesto).

7 suplentes: Por haber sido el titular de la zaga menos batida, por un momento pensé poner a Kevin Briceño (Saprissa), ¡pero no! Su desastrosa actuación en la final le abrió las puertas al brumoso Darryl Parker (tres penales detenidos, con los antejos polarizados bien puestos pare repeler cual rayos solares los tiros de Mariano Torres, Tassio y Bryan Rojas). Mis dos defensores suplentes son Keylor Soto (del heroico equipo nómada, Pérez Zeledón) y Keysher Fuller (polifuncional lateral izquierdo o carrilero/extremo derecho de Herediano); mis volantes, Ismael “Chucky” Gómez (San Carlos) y Luis Garrido (Alajuelense); mis atacantes, Bryan Rojas (Carmelita, 11 goles) y Johan Venegas (Saprissa, 11 goles).

Todos ellos, en mayor o menor grado de polarización y protección UV, se pusieron los lentes oscuros durante la campaña. Y, para ustedes, apreciados lectores, ¿quiénes fueron los mejores?

 

Montaje: Pamela Solano Rodríguez.