Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

El ascenso trajo al banquillo a un Jeaustin Campos menos ''higadoso''

En la zona técnica de Jicaral Sercoba, un viejo conocido del fútbol nacional dirige a un club debutante en Primera División. Lo acompaña su tradicional pizarrilla técnica.

Sin embargo, el carácter enérgico y la polémica que lo caracterizaron en su paso por equipos como Saprissa, Pérez Zeledón y Cartaginés fueron sustituidos por una estampa más equilibrada y ecuánime.

 “Es parte de un proceso, todos vamos cambiando, vamos madurando, no solo personalmente sino la forma de ver el fútbol”, explicó el director técnico a Columbia Deportiva.

Campos argumentó que el entrenador es el reflejo del equipo y por ello trata de transmitirle a los jugadores más tranquilidad y enfocar los esfuerzos en la obtención de buenos resultados.

“Los errores que uno cometía lo hacen cambiar, uno tal vez pudo ser más higadoso, más de reacción. Uno con el tiempo y las experiencias  va tratando ser más equilibrado, para que también le sirva al equipo”, comentó el estratega.

Lea también: Manfred Ugalde rompe silencio sobre mordisco

No obstante, el director técnico dejó en claro que hay situaciones que le avivan la energía que lo caracterizó en sus inicios en el banquillo.

“Tengo sangre, soy muy competitivo y quiero ser ganador y en algún momento, espero en dios que no sea, tampoco es que este tipo es muy pasivo, yo tengo mi carácter y vivo y vibro el juego pero ahora me controlo mucho más”, puntualizó.

Campos visitará, con el equipo benjamín, al club con el que debutó como entrenador, en el primer encuentro en Primera División entre el Deportivo Saprissa y Jicaral Sercoba, hoy miércoles a las 8:00 p.m.