¡Espectacular 5 a 3!: Santos arrolla a un Saprissa que ataca mucho, pero con zaga de flan

El técnico del Santos, Johnny Chaves, dijo tras golear a Grecia 3 a 0, el pasado miércoles, que ese equipo se le parece mucho al Saprissa, porque fue creado por el mismo entrenador (Walter Centeno).

Por eso le aplicó la misma receta y al parecer Chaves sí que le tomó la medida a ese estilo futbolístico, el famoso “toque, toque” que pregona “Paté”, porque también triunfó sobre la “S”, aunque con más costos, muchos más, 5 a 3.

La fórmula de Chaves anti-pasabola consiste en apretar la salida a ras del rival, estrujar los espacios en procura de cortarles la línea de pase y atacarlos en velocidad, aprovechando los espacios a espaldas de los centrales. Y le funcionó (de nuevo). Claro, como los tibaseños tienen mejores jugadores que los griegos, generaron más oportunidades y les alcanzó para anotar un triplete, pero en zaga fueron blandengues cual flan.

No se terminaban de acomodar los últimos espectadores en sus butacas, cuando se señalaba penal, tras incuestionable zancadilla de Flores Zapata sobre Christian Bolaños dentro del área guapileña: al 3’ Mariano Torres le torcía las manos a Douglas Forvis para el 0x1.

Santos no bajó los brazos y batalló por la paridad, hasta que Raymond Salas la consiguió tras hacer una pared larga con Christiam Lagos, al 40’. Salas salió bien habilitado en el primer pase y luego esperó a que Lagos se la devolviera detrás de la línea del balón. Gol legítimo, pese a los reclamos tibaseños.

Entre los dos goles hubo oportunidades para ambos equipos, lo que da fe del buen desempeño de morados y guapileños sobre la calcinante sintética del Ebal Rodríguez, con sensación térmica superior a los 36 grados.

Al cierre más emociones, cuando Salas centró desde la derecha para que Juan Diego Madrigal batiera a Daniel Rojas con cabezazo picado, a la derecha, marcando el 2x1 al 43’. Mérito del DT Johnny Chaves, quien varió sistema cuando el extremo Bryan López sustituyó al zaguero Flores Zapata (30’), dándole más profundidad a la Marea Roja. Así se fueron al descanso.

La complementaria no estuvo menos intensa, pese al trajín y a la temperatura; así, Randall Leal igualó guarismos al 52’, tras excelsa combinación con Luis Stwart Pérez, 2 a 2, un puntazo quirúrgico, justo entre los guantes de Forvis y el vertical derecho.

Cinco minutos después, Salas clavó el 3 a 2, otra vez asistido por Lagos. Luego del pivoteo perfecto del ariete, un derechazo fulminante, imposible para Rojitas, como también lo fue el 4 a 2, un remate rasante dentro del área, obra de Bryan López.

Saprissa no se cruzó de brazos y Rubilio Castillo estremeció el horizontal con un tremendo testarazo; y el propio hondureño descontó al 86’, por esa misma vía, la aérea, ¡4 a 3!

La tensión llegó a límites insospechados cuando se anunció el tiempo de reposición: ¡Seis minutos! Indignación guapileña, esperanza morada… El catracho casi empata, pero su frentazo lo mandó Forvis al córner, espectacular, pero no tanto como el trallazo que le desvió con la pierna a Mariano, ¡era gol!... Pero más bien el Santos liquidó al 96’, cuando Bryan López le puso la cerecita al postre a un mortífero contragolpe. 5 a 3 y final. Es-pec-ta-cu-lar partidazo.