Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

¿Ya puede celebrar Walter Quesada los goles del Cartaginés?

Pasó de ser silbatero a ser miembro de Junta Directiva en el Cartaginés. Asegura que tiene una cábala: “me pongo camisa de Cartaginés hasta que seamos campeones”.

 Walter Quesada pasó de ser uno de los árbitros de más bagaje a nivel nacional a formar parte de la directiva del Cartaginés.

No es sencillo para alguien que durante 28 años evitó a toda costa que lo nombraran en juegos del cuadro brumoso para evitar suspicacias.

 ¿A usted no le gustaba que lo nombraran en los juegos del Cartaginés?

 Efectivamente y lamentablemente lo hicieron de forma obligada, que en 17 ó 20 partidos me pusieron en partidos del Cartaginés. El peligro es porque tenía que ir a comprar al supermercado, la feria, al mercado y un problema hoy por hoy se me hubiese hecho difícil.

Se pudo demostrar que los encuentros que dirigí con Cartaginés salieron de buena forma y que no hubo problemas para que nadie me sacara en cara que cuando les dirigí les ayudaba.

¿Alguna vez como árbitro un aficionado del Cartaginés le recriminó que no le echara la mano al equipo?

Eso era lo que yo quería evitar. Tengo vecinos y familia que son cartagos, y en el famoso choteo me decían que porqué no les ayudaba.

¿Le dio miedo aceptar ser parte de la directiva del Cartaginés?

Me llamó el presidente Adrián Jiménez, siempre hemos sido amigos de infancia, compañeros en el colegio y le advertí que lo tomaba como un proyecto provincia. Yo les ofrecí ayudarles con el arbitraje.

¿Cuál es su posición sobre las quejas del Cartaginés en temas de arbitraje?

Aquí hay gente que está poniendo plata y les llega más un error arbitral. Yo soy de la consigna de estar con el equipo, pero no he visto un equipo en Costa Rica que se haya quejado contra los árbitros y quede campeón.

Es una decisión que ellos tomaron, yo les puedo constatar errores que ha habido, pero no solamente hay que señalar esos errores. Al menos el jueves no se sancionó un penal muy claro y yo le dije al presidente Adrián, ¿porqué ese no lo reclaman?...porque se ganó  3 a 0.

¿Usted celebra abiertamente los goles del Cartaginés?

Yo soy muy frío. Eso fue lo primero que le dije a Adrián, recuerde que desde niño ni los partidos de la selección celebraba. En eso no me van a ver eufórico.

Sí tengo un problema, ya tengo nervios cuando juega Cartaginés y siento “maripositas”. Lo más importante es que demostré durante mi carrera que si le dirigí a Cartaginés fue a la fuerza  y siempre lo hice de manera honesta.

Yo tengo una cábala…me pongo camisa del Cartaginés hasta que seamos campeones.