Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

McDonald y Ureña entrenan hasta gestos dentro de la cancha para entenderse mejor

Los detalles pueden definir partidos, series y campeonatos, asegura Jonathan McDonald, por eso es que los delanteros de Liga Deportiva Alajuelense aprovecharon el parón del torneo para afinar las pequeñas cosas que pueden ayudarles a inclinar la balanza a su favor.

Jonathan Moya se encuentra con la Selección Nacional, por lo que tan pronto se incorpore al club rojinegro deberá empaparse de las estrategias que han planeado tanto Marcos Ureña como McDonald, confesó el 19 manudo.

“Trabajamos fuerte para tratar de ganarnos un puesto, ser llamado a la selección también genera un cierto respeto pero todos nos tenemos que ganar el puesto dentro de la cancha, eso ya es un tema más de cuerpo técnico. Ureña y yo estamos tratando de entendernos, de asociarnos acá y obviamente sabemos lo que nos puede dar Moya”, manifestó el jugador.

“Claramente que a Moya, al no estar todo este tiempo, cuando llegue hay que tratar de empaparlo lo más rápido posible y que él pueda recibir toda la información que entre Ureña y yo  hemos hablado todos estos días y hacérsela ver a él… No puede haber una desconexión entre nosotros y Moya”, agregó el erizo.

Lea También: Dylan Flores critica el desconocimiento de “meses atrás“ en la selección

La experiencia de los tres delanteros se pone en la mesa, principalmente, en las etapas finales del torneo y por eso la conversación entre ellos y el entenderse se vuelve fundamental en la lucha por vencer la defensa rival.

“Tanto para mí como para Ureña y Moya el entrenamiento constante entre nosotros nos ayuda a entendernos muchísimo más y tratar de corregir errores o tratar de visualizar y hablar entre nosotros que ya tenemos mucha experiencia para buscar cómo romper la defensa rival”, aseveró McDonald.

El goleador resaltó que al jugar estos compromisos a estadio lleno, escucharse se vuelve prácticamente imposible por lo que deben estarse viendo y con gestos entender que jugada está pensando el otro jugador.

“Son puros detalles, sabemos que en esas instancias se van a jugar la mayoría de partidos a estadio lleno, la comunicación no va a ser la misma, no se va a escuchar tanto. Ya tenemos la experiencia de jugar en nuestra casa con el estadio lleno y a veces un grito de 20-25 metros no se va a escuchar entonces es solamente volverse a ver y hacer algún gesto en alguna jugada y esa es la que va. Así que, todo eso se afina durante el torneo y ahora se le pone especial énfasis porque una simple jugada puede definir un partido o un título”, concluyó el manudo.