Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Mynor Escoe anota, pero sufre eliminación en Copa Sudamericana

Sportivo Luqueño de Perú sufrió para pasar a la segunda fase de la Sudamericana al empatar a dos con el venezolano Mineros de Guayana, que por un tiempo tuvo la clasificación en sus botas al ir con un par de goles por delante en el marcador, que revertía el 2-3 de la ida.

Sufrió al principio del partido el equipo de la ciudad de Luque con esos dos goles en contra, ambos con pocos minutos de diferencia y con los venezolanos sacando tajada de un equipo que salió despistado y con muestras de nerviosismo.

Así, en el minuto 9 de la primera mitad se adelantó el costarricense Mynor Escoe, que aprovechó un fallo de la defensa para enganchar un pase del capitán de Mineros, Richard Blanco.

Tres minutos después fue el defensa del Luqueño Paulo Lima el que anotó el segundo en propia puerta al despejar un tiro de Blanco que batió de forma involuntaria al meta Rubén Escobar.

Estaba clasificado el equipo dirigido por el seleccionador Richard Paéz, con una grandiosa labor organizativa de Blanco, entre los más destacados de los venezolanos.

Lea también: "Ro-Ro" hondureño sustituye al "Divino" tico en empate comprometedor del Tolima

Ello hasta que llegó el volante Oscar Vidal y en el 35 puso el 2-1 y a su equipo como virtual clasificado.

Y en el 70 de la segunda parte se redimió Lima, igualando a dos el marcador.

Los de la República de Luque apretaron las tuercas con el punta venezolano Yeiber Murillo, de 21 años, con hambre de gol y ganas de marcar diferencias, pero sin precisión ante la portería de Edixson González.

En último cuarto de hora Mineros volvió a hacer sufrir al plantel de Celso Ayala, que cerró filas y consiguió cerrar con ese definitivo 2-2 que le deja a la espera del sorteo que le emparejará con su rival en la segunda fase.

Los de Luque jugaron como local en el Luis Giagni, la cancha de Sol de América, a las afueras de Asunción, debido al cierre indefinido de su estadio, el Feliciano Cáceres, por el desplome de parte de la tribuna ocurrido en julio de 2018.