Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Objeto sí golpeó al portero de la ''Sele'', pero no dejó secuelas

El costarricense Keylor Navas, guardameta del París Saint Germain, no profundizó sobre el botellazo que recibió el pasado sábado, cuando su equipo venció de visita, 1-3, al Montpellier.

Navas fue alcanzado por una botella de plástico lanzada desde la grada en el tramo final del encuentro que el conjunto de Thomas Tuchel disputó en Montpellier.

En conferencia de prensa, este martes, prefirió centrarse en lo deportivo. "En mi caso, siempre trato de estar lo más concentrado posible para ayudar a una o diez veces a mi equipo, siempre que sea necesario. Cuando llegué aquí, no sabía si iba a tener mucho trabajo o no en mi portería. Estaba listo en mi cabeza. Hubo un ex portero que me dijo: 'no dejes pasar una mosca'. Esa es la idea: No dejes pasar nada y concéntrate en el campo, interviene si es necesario"

Lea también: Alvarado: ''Significaría mucho ser campeón con Herediano''

El objeto, arrojado por los ultras del Montpellier situados en el fondo sur del Stade de la Mosson, golpeó en el rostro del exportero del Real Madrid a falta de tres minutos para el final del encuentro y cuando el París Saint Germain ya tenía encarrilado el triunfo.

Keylor fue alcanzado por la botella de plástico en una acción de ataque del cuadro local. Se mantuvo en pie hasta que la pelota salió fuera del terreno de juego. Después, quedó sentado en el césped hasta que fue atendido. Afortunadamente, el golpeo no causó daños en el futbolista, que tras ser observado pudo continuar hasta el final del partido.

El París Saint Germain ganó por 1-3 al Montpellier, que tuvo ventaja en el marcador hasta el minuto 72, cuando Neymar logró el empate. Después, Kylian Mbappe puso en ventaja a los visitantes que redonderaron su triunfo con el tanto del argentino Mauro Icardi.