César Jiménez enfrentó una pista muy complicada en el cuadracross de Estados Unidos

Muddy Creek fue la segunda parada de César Jiménez en el campeonato estadounidense de cuadracross.  Una pista que parecía fácil pero le agregaron “wood chips” que son pequeños pedacitos de madera y la hacen complicada, incluso más que en arena, ya que la pista se hace muy suave y si un piloto se sale de la línea casi no avanza.

En ProSport, dos  categorías antes de la Pro, obtuvo un octavo lugar en la general.

“En el primer hit iba de sexto, un hit súper intenso, tuve que defenderme del rival que iba detrás mío ya que venía chocándome en muchas partes de la pista. Esta presión la pude mantener por más de la mitad de la carrera pero en una de esos choques nos quedamos prensados y nos pasó otro corredor. Dos curvas después cometo un error, me salgo de la línea y me pasa ese mismo corredor que me estaba chocando. Para el segundo hit no estaba del todo concentrado ya que tuve una caída en 450ª, salí de noveno subí a octavo y así hasta el final”, explicó el piloto.

El nacional también compite en 450ª, en la que logró el sexto lugar en la general.

“En el primer hit salí de cuarto, muy bien posicionado para pelear por un mejor puesto pero un pequeño error me costó una caída que gracias a Dios no pasó a más, me puede levantar y seguir, pero al final terminé de octavo. En el segundo hit salí de sexto y logré hacer dos buenos pases en la primera vuelta pero cuando llegué a cuarto los otros tres ya me llevaban una ventaja de unos 4 segundos, que ya en estas categorías cuesta mucho recuperar”, manifestó Jiménez a Columbia Deportiva

César Jiménez tendrá descanso de tres semanas, en las que se alistará para la siguiente carrera que se va a disputar en Illinois.

Columbia Deportiva en las redes