Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » Es momento de abrir la fábrica de estatuas: ¡Cartaginés es el campeón nacional!

Es momento de abrir la fábrica de estatuas: ¡Cartaginés es el campeón nacional!

by Jose Pablo Alfaro

Una estatua para el presidente valiente, para el cubano goleador, para los hermanos Quirós, para el central del futuro de Costa Rica. Una estatua para el veterano que menospreció el Saprissa. Una estatua para el batallón blanquiazul, comandado por un director de orquesta admirable y un ‘apaga incendios’ de oro al lado suyo. Adiós a 81 años de sufrimiento, adiós muñeco, adiós leyendas urbanas. Hoy, todo Cartago celebra hasta la madrugada. Se lo merecen.

¡Qué arrebato de orgullo, qué carácter, que grandeza!

Es el título del presidente valiente, Leonardo Vargas.

Es el título de Marcel Hernández, el goleador cubano excluido por Albert Rudé y engrandecido por la ‘Vieja Metrópoli’.

Es el título de Arturo Campos, el ‘eterno lesionado’ de cuna manuda.

Es el título de Daniel Chacón, el zaguero del futuro.

Es el título de los hermanos Quiros, dos ‘pura sangre’.

Es el título de Michael Barrantes, el veterano menospreciado por el Saprissa.

Nadie pudo con este equipo; ni el muñeco, ni las leyendas urbanas, ni ‘la Liga del CAR’.

Es el título del veterano de fe inquebrantable, Paolo Jiménez.

Es el título del licenciado que frenó a Freddy Góndola, José Gabriel Vargas.

Es el título del novato con nervios de acero, Carlos Barahona.

Es el título del pequeño gigante, Allen Guevara.

Pero también es la corona de Kevin Briceño, intratable y que quedará para la historia como el arquero ‘invencible’.

Es el título de toda una provincia que lo merecía y que creyó hasta el último segundo. Lo hizo porque el equipo se lo ganó, porque Geiner Segura lo peleó sin egos excesivos, al lado de Mauricio Wright, el ‘apaga incendios’ de oro.

Es la corona que enaltece la paciencia de una afición que nunca tiró la toalla y un equipo que se puso un escudo de acero en el pecho para rechazar toda la presión que muchos otros no pudieron dominar.

Cartaginés es campeón y es el momento de reabrir las fábricas de estatuas.

Cada guerrero de este batallón merece la suya.

Que Cartaginés se llene de estatuas, de lágrimas, de fiesta, de alegría, de algarabía.

2 por 1, gol de Arturo Campos. Una anotación para la historia.

Primer tiempo. Fue un primer tiempo de control total de Alajuelense, que incrementó en intensidad durante los últimos 15 minutos, cuando la Liga se apropió del balón y multiplicó las perforaciones por los costados.

Cartaginés retrasó demasiado la línea de presión, pero soportó el vendaval cuando fue necesario y, en especial, en dos acciones claras, en pies de Celso Borges.

El volante cerró de cabeza un centro, pero disparó desviado, y luego se sumó al ataque y remató a ‘quemarropa’, sin imaginar que el arquero Kevin Briceño desviaría la esférica con su mano de manera milagrosa para mantener el cero en su arco.

Fue, de nuevo, la noche del cancerbero blanquiazul, intratable cuando la Liga se aproximó con especial peligro. Básicamente en dos ocasiones claras, en medio de un juego de mucho control, pero poca profundidad.

Con el ingreso de Alex López, la Liga ganó mucha posesión y certeza en el pase, en especial porque los blanquiazules cedieron casi por completo la iniciativa. La gran deuda del equipo de Albert Rudé fue en el último cuarto de cancha, pues pegó en las imprecisiones y en la conclusión de las ocasiones de peligro.

Después de mucha insistencia, la anotación manuda cayó en la bola muerta, después de un cobro de Celso Borges que se desvió en el camino y acabó en la cabeza de Alexis Gamboa, quien anotó el 1 por 0, al 57′.

Con la anotación, Cartaginés equiparó las fuerzas, sin ser demasiado punzante, pero dejando atrás el sufrimiento.

El cotejo se transformó en una ida y vuelta, pero con múltiples imprecisiones y muchos nervios.

Daba la impresión de que cada vez que los equipos querían llegar a puerta, se presentaba en un error en el pase o en la última jugada. Y también, los zagueros brumosos tuvieron un comportamiento muy correcto en la mayoría de cortes.

En los tiempos complementarios, el cansancio afectó sustancialmente el desempeño de los equipos, lo que disminuyó las posibilidades de gol en ambas porterías.

Sin embargo, Cartaginés llegó más entero al tiempo complementaria y al minuto 104 apareció la figura de Geovanni Arturo Campos, tras una acción colectiva en la que Marcel Hernández abrió con José Luis Quirós y el carrilero lanzó un centro tremendo para el exmanudo, quien mandó la esférica a las redes.

2 por 1. Adiós a 81 años sin títulos, adiós a la ‘racha eterna’.

Alajuelense: 35. Miguel Ajú, 27. Ian Lawrence, 22. Giancarlo González, 13. Alexis Gamboa, 4. Ian Smith (Yael López, al 55′), 10. Bryan Ruiz, 15. Celso Borges, 11. Alex López, 17. Carlos Mora, 8. Johan Venegas, 99. Freddy Góndola.

Cartaginés: 35. Kevin Briceño, 12. José Luis Quirós, 17. Daniel Chacón, 31. Michael Barrantes, 5. José Gabriel Vargas, 18. Carlos Barahona, 20. Víctor Murillo (Diego Sánchez, al 45′), 70. Dylan Flores (Ronaldo Araya, al 53′), 6. Jeikel Venegas, 9. Marcel Hernández y 7. Allen Guevara.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware