Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » Embolo da el primer triunfo a Suiza y condena a Camerún (1-0)

Embolo da el primer triunfo a Suiza y condena a Camerún (1-0)

by EFE

La Selección de Suiza venció a la de Camerún en el primer partido de ambos en el Mundial de Catar. Un gol de Breel Embolo, camerunés de nacimiento, condenó a su tierra, que formó parte de un duelo denso en lo táctico, pero no por ello aburrido. Una llegada por banda derecha condenó a los de Rigobert Song, que habían incomodado mucho a sus rivales en la primera mitad y pasaron de la antesala de un potencial triunfo a la de una derrota.

Poco puede doler más en el fútbol que marcarle al propio país. Es lo que vivió Breel Embolo, que anotó el gol de la victoria de la Selección Suiza sobre la de Camerún en el primer partido de ambos conjuntos en el Mundial de Catar. Era el pistoletazo de salida a los encuentros del grupo G, que es el de Brasil, de las grandes favoritas para alzarse con la gloria, así que fue interesante estudiar un duelo igualado y denso en lo táctico.

Los entrenadores de los dos equipos se vieron obligados a efectuar alteraciones de sus planes sobre la marcha dependiendo de cómo evolucionaba la acción. Lo más importante en este sentido se produjo en la primera mitad, de mucho más control y pausa. Como la segunda comenzó con el tanto mencionado en el párrafo anterior, el ritmo se aceleró y, curiosamente, favoreció más a la escuadra que iba ganando que a la que debía remontar.

La derrota de los africanos puede parecer esperada, dentro de los pronósticos, pero el césped demostró que no tenía por qué producirse. En los 45 minutos iniciales, quienes más cómodos estuvieron fueron ellos. Primero, se aferraron a las contras ante un rival que, aunque manejaba el control del choque y la posesión con claridad, no conseguía traducirlo en goles. En esta línea, se antojó fundamental la inspiración de zagueros como Castelletto, providencial con sus intercepciones.

Suiza, consciente de que no iba a poder hacer demasiado daño de esta manera, dio un paso atrás en plena primera mitad y concedió el dominio del esférico a Camerún. Quizá Murat Yakin pensó que, como sus contrincantes no atesoran tanta técnica como sus pupilos, iban a sufrir más al tener que hilar tantos pases, pero nada más lejos de la realidad. Los suyos sufrieron más aún cuando se vieron ocupando casi al completo su área.

En la serie de intentonas de los de Rigobert Song, Toko Ekambi y Choupo-Moting, líderes, se antojaron fundamentales. Especialmente activo el delantero del Bayern de Múnich, que se desembarazó de sus habituales labores de ariete para participar de las combinaciones de los suyos alrededor de la caja de Sommer, con lo que hizo mejores a sus compañeros, los responsables de la mayoría de los disparos a puerta.

Y, si Castelletto destacaba en la defensa camerunesa por frustrar tanto a los suizos, Widmer se encargó de brillar en el conjunto helvético, aunque de un modo distinto, Como lateral derecho, estuvo omnipresente. Se le pudo ver disponiendo centros, generando superioridades arriba y también en su propia área, apareciendo a la altura del segundo palo para evitar chuts a bocajarro, lo que a Onana le venía de perlas.

El cancerbero, eso sí, tuvo que aparecer en alguna ocasión. Su mejor momento, una parada con el hombro a un zapatazo de Vargas, que le retó desde muy cerca cuando el luminoso ya estaba en 1-0. Esta jugada pudo parecer una más, pero fue muy interesante porque demostró cómo los de Murat Yakin encontraron el punto débil contrario en su banda izquierda, es decir, la derecha desde el punto de vista suizo.

Es por esa zona por la que llegó Shaqiri para mandar la pelota al corazón del área, desde donde Embolo aprovechó que nadie le cubría desde demasiado cerca entre centrales para rematar a placer, con la diestra, y firmar un gol definitivo que no celebró. Que, de la misma forma, los suyos estuvieran cerca de anotar el segundo tan solo unos minutos después es la evidencia de que una sola debilidad puede condenar a la derrota a cualquier equipo.

En lo clasificatorio, el resultado de este partido supone el liderato provisional de Suiza a la espera de que una de las grandes favoritas, Brasil, se vea las caras con Serbia. Camerún, que tiene físico y cimientos tácticos para competir bien en este Mundial, debe atenerse a sus citas con la ‘Canarinha’, ante la que sufrirá, y Serbia, el rival ante el que parece más obligado obtener los tres puntos esperando a que haya empates en los otros encuentros.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware