Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

1x1 tico: Sin Keylor, ya no hubo tapadas milagrosas que maquillaran la deficiente dirección de Suárez

Con línea de cuatro, Costa Rica no tuvo profundidad en ofensiva ni clausuró las entradas al área propia. Al final perdió 2-1, un marcador ''mentirosillo'', que no refleja la intensidad del domino que tuvo Estado Unidos sobre una Tricolor medrosa, gris.

El técnico Luis Fernando Suárez se resiste a usar la línea de cinco, la que históricamente siempre le ha dado mejores resultados al fútbol nacional, aún cuando en San Pedro Sula se vio un poquito mejor con ella, al punto de sacar un 0 a 0 apenas hace ocho días.

Encima del mal sistema, Suárez hizo cambios tardíos y, para colmo de males, sufrió la baja de sus dos mejores jugadores: 1) Joel Campbell antes del viaje a Columbus, por un esguince en el tobillo. 2) Y Keylor Navas en medio partido, por ''una molestia en la cadera'', según reportó la Fedefútbol.

Sin Campbell, Costa Rica fue poco o nada arriba. Sin Navas, ya no hubo tapadas milagrosas que nos salvaran... Sino un autogol de Moreira.

Keylor hizo que Costa Rica sacara un punto en Panamá; México solo pudo vencerlo de penal. Navas salvó un puntico paupérrimo, pero puntico al final, frente a Jamaica. Y cómo olvidar sus vuelos antimisiles para reventar cohetes hondureños y cuscatlecos.

Sin él, Suárez quedó en paños menores. Ya no fueron barnizadas sus extrañas convocatorias, ausencias injustificables por "decisión técnica", cambios tardíos o prematuros pero casi siempre desacertados, incorrecta lectura de partidos, planteamientos cuestionables. Las manos mágicas de Keylor no estuvieron ahí para disimularle sus miserias.

 

Keylor Navas: Nada qué hacer en el gol de Dest, un balazo curveado y al ángulo superior derecho, desde dentro del área. Su salida por lesión fue clave en la derrota. Jamás un portero del PSG va a dar la misma seguridad que un arquero del ámbito local.

Ricardo Blanco: Anclado atrás. En la fatídica línea de cuatro que solo a Suárez parece encantarle, no le da chance de atacar.

Óscar Duarte: Heroico, repeliendo mil y un centros, pelotazos y pases filtrados entre líneas.

Francisco Calvo: Fuller lo ''vendió'' en el segundo gol.

Ronald Matarrita: Se salió del libreto al minuto y medio y bastó para provocar con su centro el único gol tico. En zaga, falló. Le dio espacio a Dest para que colocara en el ángulo el 1 a 1.

Celso Borges:  Sí corta, pero cómo le cuesta dar pases con ventaja a los compañeros. Ya no es el mismo de antes.

Yeltsin Tejeda: Mejor que Celso, pero eso tampoco es como para aplaudirle. Digamos que cumplió en el corte.

Johan Venegas: En ataque, nulo. En defensa, esforzado tratando de ayudarle a Blanco.

Keysher Fuller: Era el mejorcito, con gol incluido, multiplicándose en defensa y ataque, pero de un mal despeje suyo nació el 2 a 1. McKennie agarró el obsequio, filtró, Weah remató, rebote en el vertical y de la espalda de Moreira para adentro. Autogol.

Bryan Ruiz: Robó una bola, se escapó solo, solo, solo, con metros de metros de ventaja... ¡Y fue alcanzado! Su lentitud quedó al desnudo. Para colmos, en lugar de esconder el balón y tratar de rematar de derecha, se quiso acomodar para pegarle de zurda y se la quitaron. De haber anotado, se habría salvado de tener un reprobrado como nota. 

Jonathan Moya: En "offside" le hizo una pantalla a Stephen que fue clave para el 0 a 1. En esa fue favorecido por el arbitraje. Pero después Chris Richardson le cometió falta de penal que no fue sancionada.

Leonel Moreira: Abismal diferencia con Navas, para comenzar con unas titubeantes salidas. El 2-1 entró por el primer poste, que él debió cubrir mejor y, por añadidura, fue autogol, porque el remate que ya lo había superado reventó en el vertical y le pegó en la espalda antes de hacer ingreso.

Randall Leal: No aportó nada.

Christian Bolaños: ¿Qué iba a hacer en cinco minutos y nadie que lo abasteciera?

Álvaro Saborío: Igual que Bolaños. Suárez lo mandó a la guerra con una pistola de agua.

Kendall Waston: Tras que lo metieron tarde, entró de defensa, no de atacante. Entonces, solo un tiro libre le enviaron a la olla. Aún así, generó peligro, pero en la sucesión de de rebotes Bryan Ruiz no pudo rematar.

 

Lea también: Luis F. Suárez: "No dimos tres pases seguidos buenos"