Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Abogados de Navas, Borges y Ruiz: "Es ilógico e inverosímil todo lo que este señor (Eduardo Li) vino a decir aquí''

Este jueves los abogados querellantes y los defensores en la demanda de presunta difamación de dos directivos (Adrián Gutiérrez y Juan Carlos Román) contra tres jugadores (Keylor Navas, Celso Borges y Bryan Ruiz) presentan sus conclusiones.

Lea también: Fedefútbol niega que haya borradores del contrato que se ofrecería a Pinto y querellantes aseguran que en el expirado no había cláusula por perder partidos

Adrián Gutiérrez y Juan Carlos Román fueron demandados por los futbolistas por decir en medios radiofónicos (Monumental y Columbia) que los jugadores habrían amenazado con dejarse perder partidos si se renovaba a Jorge Luis Pinto, tras el Mundial Brasil 2014.

Los acusados dijeron que quien les informó de la supuesta amenaza fue el entonces presidente de la Fedefútbol, Eduardo Li, quien reafirmó la aseveración durante el juicio, posición encontrada con la de los deportistas, que lo niegan por completo.

Aquí, extractos de las conclusiones de los querellantes, Gianna Cersósimo y Federico Torrealba.

La abogada le pidió al Tribunal que se declare culpable a los imputados  (Gutiérrez y Román) y que se le condene a 60 días de multa, es decir, la pena máxima.

Agregó, además, que luego de 25 años en el fútbol, ambos tenían conocimiento de lo que estaban diciendo y de las consecuencias que traería para los jugadores. Por lo tanto, lo hicieron con dolo.

"Es lógico e inverosímil todo lo que este señor (Eduardo Li) vino a decir aquí. Es ilógico que amenacen con un contrato que ya había vencido".

"La imputación no es porque a mí me dijo alguien tal cosa, no. Así sería muy fácil difamar a todo mundo. Esa no es la intención de la norma en Costa Rica".

La abogada Cersósimo reiteró que la declaración del testigo Noel Ibo Campos (exfederativo) no es válida, porque solamente repetía que el contrato tenía la cláusula y no es cierto. Además, dice que a él no le dijeron nada los jugadores.

También acotó que el testigo Rafael Vargas (exfederativo) en su declaración dice que él sólo escuchó que el señor Eduardo Li dijo que los jugadores se dejarían perder partidos y que no hizo nada al respecto porque no le tocaba

Lea también: El 'ABC del juicio' que abrió la 'caja de pandora' y expuso sin filtros el divorcio entre Pinto y los líderes de la 'Sele'

De Pinto expresó que su declaración es inverosímil y que es irrespetuoso que diera una nueva razón para su despido afirmando que esa es la verdad absoluta. "Es una declaración que raya lo ilógico y contradictoria. No es un testigo creíble, además es una persona que un día dice una cosas y otro día otra cosa".

"Carece de importancia porque, como acto probatorio, él no estuvo en la reunión del Proyecto Gol".

"En la reunión (donde se habría producido la supuesta amenaza) hubo 6 personas y de esas 5 personas dijeron muy claro que los jugadores no dijeron tal cosa y fueron muy claros en decir que nunca lo dijeron ni lo insinuaron. No fueron 1, ni 2, ni 3, fueron 5 testigos que afirman que nunca lo dijeron ni lo insinuaron".

"Es ilógico e inverosímil todo lo que este señor (Eduardo Li) vino a decir aquí. Es ilógico que amenacen con un contrato que ya había vencido".

"Ni un solo testigo y ni una solo prueba confirma que los señores Bryan Ruíz o Celso Borges hayan dicho eso".