Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

¿Testigo clave?: ''Justificación que dieron fue que a los señores Navas, Ruiz y Borges se les había olvidado que (Saborío) estuvo en la reunión''

Eduardo Li, expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol, soltó la bomba más sonora del juicio por la supuesta difamación que habrían sufrido los jugadores Keylor Navas, Celso Borges y Bryan Ruiz.

Lea también: "Yo pierdo, ustedes pierden, la selección, los jugadores y el país pierden": Jorge Luis Pinto

 

Directamente, Li señaló al portero Keylor Navas como quien supuestamente habría llegado a advertir que la selección absoluta podría perder partidos intencionalmente si el colombiano Jorge Luis Pinto seguía como entrenador después del Mundial de Brasil 2014. Li mencionó a un participante adicional en la reunión de marras, y que no había salido a relucir: el atacante Álvaro Saborío.

Li, quien presidía la Federación en el 2014, declaró este lunes como testigo de la parte acusada en un juicio por una querella interpuesta por los jugadores Keylor Navas, Bryan Ruiz y Celso Borges contra los exfederativos Adrián Gutiérrez y Juan Carlos Román, por una presunta difamación.

El caso se remonta a 2018 cuando Gutiérrez dijo en programas de Radio Monumental y de Radio Columbia que esos tres futbolistas habían amenazado, en una reunión en la que él no estuvo, con perder partidos adrede si Pinto permanecía en el cargo después del Mundial de Brasil 2014 en el que Costa Rica tuvo su mejor desempeño histórico. Gutiérrez no mencionó a Saborío.

Está pendiente la discusión si admiten a Álvaro Saborío como testigo.

¿Qué falta? Jorge Campos, abogado de la defensa, dijo que la parte querellante solicitó llamar a declarar al delantero Álvaro Saborío, quien salió a relucir también estuvo en la reunión donde se habría producido la presunta amenaza de Navas.

 "No lo habían ofrecido como testigo y ahora pretenden introducirlo, no al principio del proceso, que es cuando correspondía", señaló Campos.

Fue el expresidente Li quien testificó que Saborío Chacón estuvo en la reunión, pero que no dijo absolutamente nada.

 "Consideramos que sería una violación al derecho de defensa", agregó Campos y explicó por qué:

 "Declararía cuando ya se sabe qué fue lo que dijeron los demás testigos".

A juicio de Campos, esto no es conveniente.

 "Sería muy fácil acomodar la declaración, no del señor Saborío, sino de cualquier testigo".

La defensa se opone enfáticamente a que se acepte la declaración de Saborío Chacón.

"La justificación que dieron los colegas fue que a lo señores Navas, Borges y Ruiz se les olvidó que había estado".

 Campos dice que ese olvido "no se puede trasladar a la defensa".

 "Si fue una omisión terrible, no creo que tengamos que subsanarlo ahora en este momento", comentó.

 El proceso se retomaría el próximo 22 de marzo. Columbia supo a las 11.10 a.m. que el testimonio de Saborío sí fue aceptado por el juez.

En el caso, en el que también está acusado el otro exfederativo Juan Carlos Román, los futbolistas reclaman una indemnización de 35 millones de colones (unos 60.000 dólares).

 

*Actualizado a las 11.15, cuando se oficializó que Saborío sí declarará, tras ser admitido su testimonio por parte del juez.