Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

"Recuerdo perfectamente que fue Keylor Navas quien me dijo: 'perdemos tres partidos seguidos, hay una cláusula así y así''

 

"Recuerdo perfectamente que fue Keylor Navas quien me dijo: 'perdemos tres partidos seguidos, hay una cláusula así y así", dijo el expresidente de la Fedefútbol, Eduardo Li, en el juicio por supuesta difamación de dos exfederativos hacia tres jugadores de la selección de Costa Rica (el citado portero, Celso Borges y Bryan Ruiz).

Lea también: Li: ''Me dijeron (Keylor, Celso y Bryan) un punto que pocos sabían del contrato de Pinto", ''que si perdía 3 partidos seguidos se le rescindía el contrato"

 

El caso data de 2018 cuando el exfederativo Adrián Gutiérrez dijo en las emisoras Columbia y Monumental que los jugadores amenazaron con dejarse perder partidos si después del Mundial de Brasil 2014 el entrenador colombiano Jorge Luis Pinto continuaba al frente del equipo.

 

Esto habría ocurrido en una reunión que sostuvieron Navas, Ruiz y Borges con el entonces presidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Eduardo Li, a quien le habrían comunicado la presunta amenaza, según la declaración de Gutiérrez a Columbia.

 

De ahí que el testimonio de Li fuese tan clave  para la defensa del doctor Gutiérrez. Li dijo que la reunión sí se produjo.

 

"Incluso me dijeron un punto que pocos sabían del contrato de Pinto, me comentaron que si perdía 3 partidos seguidos se les rescindía el contrato".

 

"Recuerdo perfectamente que fue Keylor Navas quien me dijo: 'perdemos tres partidos seguidos, hay una cláusula así y así".

 

"Me dicen a mi que lo contrataban y estaba esa cláusula, imagínese. De darse eso había una indemnización para la Federación. Ahí vi que las cosas no podían seguir. Les dije que quería que me respaldaran con esa decisión".

 

"Cuando los jugadores no quieren un técnico, el culpable es el dirigente".

 

"Las razones que me habían dado no eran a mi juicio para quitarlo. Sabiendo yo la bomba que sería y que todo me cayera a mí, pero yo tomé una decisión con base en lo que estaba pasando. Desgraciadamente no había otra forma de hacerlo".

 

En el caso, en el que también está acusado el otro exfederativo Juan Carlos Román, los futbolistas reclaman una indemnización de 35 millones de colones (unos 60.000 dólares).