Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

"Es de las cosas peores que se le pueden decir a un jugador'', ''ensucian una reputación''

El juicio por supuesta difamación de dos exfederativos hacia tres jugadores de la selección de Costa Rica (Keylor Navas, Celso Borges y Bryan Ruiz) continúa este lunes en los tribunales de San José.

A primera hora se presentó a declarar vía remota el volante del Deportivo La Coruña, Celso Borges Mora.

El caso se remonta al 2018 cuando el exfederativo Adrián Gutiérrez dijo en las emisoras Columbia y Monumental que los jugadores amenazaron con dejarse perder partidos si después del Mundial de Brasil 2014 el entrenador colombiano Jorge Luis Pinto continuaba al frente del equipo.

Esto habría ocurrido en una reunión que sostuvieron Navas, Ruiz y Borges con el entonces presidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Eduardo Li, y el tesorero Rodolfo Villalobos, quien en la actualidad ejerce la presidencia.

"Es de las cosas peores que se le pueden decir a un jugador, son hechos gravisimos que van en toda la integridad, verdaderamente ensucian una reputación que nos hemos ganado en Selección y en nuestros equipos", aseguró Borges Mora.

Eso sí, el mediocampista se confesó crítico del estilo de dirección del técnico Jorge Luis Pinto Afanador.

"Por la manera en que se manejaba el grupo no era la Adecuada hubo ocasiones en que faltaba el respeto. Se metía a mi cuarto y también cuando decía que iba a dar un día libre y después lo cambiaba. No fue solo una vez, es algo con que se tiene convivir, la relacion no era buena", manifestó Borges. ''Coraza de Volkswagen y cuerpo de trailer'', es una presunta frase que Pinto le habría dicho a Celso, según declaró, y que él considera ofensiva.

"En el rendimiento no, pero ese tipo de cosas las lleva a uno adonde quieras que vaya. A nivel deportivo las circunstancias no eran, sino la gestión de grupo, estaba rayando lo insoportable. Por el desgaste emocional yo no creía que fuera ideal que don Jorge Luis continuara", reveló.

En el caso, en el que también está acusado el otro exfederativo Juan Carlos Román, los futbolistas reclaman una indemnización de 35 millones de colones (unos 60.000 dólares).

Lea también: "Voy a decir la verdad (en juicio de Keylor, Bryan y Celso), yo estuve ahí; a mí fue al que me lo dijeron... lo que dijeron''