Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Abogado de Eduardo Li cuestiona apertura de juicio tras denuncia de Rodolfo Villalobos

El abogado Róger Guevara explicó la posición de la defensa del expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Eduardo Li, con respecto a la denuncia que presentó el actual jerarca federativo, Rodolfo Villalobos.

Fedefútbol.com publicó este miércoles que "el Ministerio Público comunicó oficialmente a la Federación Costarricense de Fútbol sobre la formulación de la acusación y solicitud de apertura a juicio contra los exfederativos Eduardo Li Sánchez y Rafael Vargas Brenes por el presunto delito de administración fraudulenta".

 

Vea posición federativa aquí: Ministerio Público acusa a exfederativos por el presunto delito de administración fraudulenta

 

Así las cosas, la federación "decidió ejercer su derecho de constituirse como querellante y actor civil en el proceso.El Ministerio Público también determinó, luego de la respectiva investigación, que el perjuicio inicial para la Fedefútbol asciende a la suma de $172.000", consignó la nota oficial de prensa.

 

Vale recordar que Rodolfo Villalobos fue quien interpuso una denuncia para determinar si hubo actuaciones irregulares en contra de la federación. Aquí, la posición del abogado de Eduardo Li:

 

 

"Estos hechos que están en esta acusación del Ministerio Público son hechos que ya don Eduardo respondió. Ya aceptó su responsabilidad y fue condenado en Estados Unidos. Al ser los mismos hechos, nuestro criterio profesional basado en la constitución, en el estado de derecho que rige en Costa Rica, es que son hechos que no pueden ser juzgados nuevamente", explicó Guevara sobre la participación del expresidente en el caso conocido internacionalmente como "FIFA Gate".

 

El abogado de Li Sánchez adujo que "la Federación Costarricense de Fútbol, por ser un ente privado, tiene que tener un perjuicio económico. Y ese perjuicio no existe, si consideramos que don Eduardo devolvió los dineros en Estados Unidos y ya la federación recibió de parte de la justicia estadounidense la suma cercana  $1.100.000 (un millón cien mil dólares), que involucró los hechos que don Eduardo asumió su responsabilidad. Por tanto, no hay ningún perjuicio económico".

 

"No hay otro tema. Todos los errores que de alguna forma don Eduardo haya cometido fueron aceptados por él y él ya asumió responsabilidad. Son los mismos hechos, de eso no le quepa la menor duda", remarcó el abogado de Eduardo Li.