Vinicius decide, el Atlético reincide

Dos años después de su estreno, de una cantidad de altibajos quizá asumibles en un futbolista de tal juventud, 20 años recién cumplidos, Vinicius reencontró un rol decisivo en el Real Madrid, como el goleador clave de un triunfo discreto y sufrido, que le pone a la altura de la cima, de la que se aleja el Atlético, estancado en el enésimo empate como visitante.

No fue suficiente para el asalto del conjunto blanco al liderato, que le pertenece al Getafe por su mejor diferencia de goles, pero sí para reafirmar el triunfo que logró en el estadio Benito Villamarín, con el añadido, además, que supone por la complejidad que le planteó el Valladolid hasta el punto de que Thibaut Courtois fue crucial.

Tanto quizá, por algunas paradas, sobre todo la mano que sacó al remate de Weissman aún con 0-0, como el protagonista número uno del encuentro: Vinicius. Sustituto de Luka Jovic en el minuto 58, el brasileño fue el goleador del partido de un triunfo mínimo (1-0), apurado en el juego, tanto como también lo fue en el marcador.

El oportunismo le dio el 1-0. Él perdió el balón con Bruno, lo recuperó porque el central excedió su confianza y una serie de rechaces después, el último del propio Bruno, retomó la pelota Vinicius para transformar el enredo del empate en la solución de la victoria, la segunda seguida del equipo blanco: 7 de 9 puntos.

Nadie en esta Liga suma más hasta ahora, porque nadie está a tope. La pretemporada ha sido extraña, condicionada por el tiempo y las circunstancias. Nada más dos equipos, el Barcelona y el Sevilla, mantienen el pleno, aunque aún sólo con un partido disputado. No lo ha hecho el Real Madrid. Ni tampoco el Atlético, en dos choques.

Lea también: Keylor Navas perdió en la votación al mejor portero de la Champions 2019-2020

LOS REITERATIVOS EMPATES DEL ATLÉTICO

El frenazo fue brusco para el Atlético. Había sido tal su puesta en escena, el pasado domingo con el 6-1 al Granada, que el 0-0 en Huesca es más un golpe que un simple empate, más aún cuando el conjunto rojiblanco viene de lo que viene en sus salidas de las dos últimas temporadas: sólo ganó 13 de las 38 entre 2018-19 y 2019-20.

Y niveló 17. Que son ya 18 si se suma su primer desplazamiento en la Liga en este curso. Ha sumado 57 de 117 puntos. Es decir, el conjunto rojiblanco ha perdido 60 puntos en dos años lejos del Wanda Metropolitano. Y los primeros dos de esta temporada, aunque haya varios matices, como sus méritos finales, para aligerar el peso de un marcador decepcionante para el bloque dirigido por Diego Simeone.

Fue irrelevante en la primera parte, lastrado por un medio centro formado por Thomas Partey y Saúl Ñíguez cuyo juego fue una secuencia cansina de toques intranscendentes, hacia atrás o en horizontal, sin el atrevimiento o el espacio para conectar entre líneas con hombres como Joao Félix, de nuevo de lo mejor de su equipo; Vitolo, cambiado al descanso, Marcos Llorente o Luis Suárez, estrenado como titular.

El tremendo impacto del debut del delantero uruguayo del pasado domingo -dos goles y una asistencia- se redujo este miércoles a una ocasión en 62 minutos. El duelo individual, ya en el segundo acto, escorado, lo ganó Andrés Fernández. La media hora final fue del Atlético, con méritos que son sólo eso sin pegada y que alertan de nuevo al equipo rojiblanco: ganar más fuera es imprescindible.



LA REACCIÓN DEL VILLARREAL Y EL REENCUENTRO DEL ELCHE

El Real Madrid está en el grupo de cabeza, sólo por detrás del Getafe, el líder por su victoria por 3-0 frente al Betis de un día antes, y el Valencia, el segundo de la tabla mientras se sobrepone a los altibajos, las dudas y a la espera de los fichajes con 7 puntos de 12 posibles, tras el 0-1 del martes a la Real Sociedad.

Y ahí figura, cuarto por ahora, también con siete puntos como los otros tres equipos que le preceden en la clasificación, el Villarreal. Desbordado y goleado en Barcelona, a trompicones aún en los primeros pasos de la era Unai Emery, este miércoles se reactivó con un 3-1 al Alavés en el estadio de La Cerámica.

Necesitaba un triunfo así, con pegada y con autoridad, el conjunto amarillo, vencedor por dos goles de Paco Alcácer y uno de penalti de Gerard Moreno. Los dos acumulan ya tres tantos en cuatro partidos en este curso de LaLiga Santander. Aún no ha ganado el Alavés, con un único punto y dos dianas. Este miércoles marcó Edgar, oportuno para aprovechar el increíble regalo de Sergio Asenjo.

"No somos derrotistas, somos realistas. Hemos jugado con un equipo que peleará por puestos Champions. Y eso es complicado", advirtió Pablo Machín, el técnico del conjunto vitoriano, que cae a la última posición porque el único equipo que no había puntuado ni marcado gol, el Elche, ganó en su regreso a Primera en Eibar (0-1).

Cinco años, cuatro meses y 27 días después, el conjunto franjiverde reencontró la victoria en la máxima categoría. Hace dos años jugaba en Segunda B. Ahora está en Primera. Y venció como visitante en Ipurúa contra el Eibar, doblegado por 0-1 por el gol del argentino Lucas Boye en el primer tiempo del encuentro. Falló un penalti el equipo vasco, que sufre su tercera derrota consecutiva.