Donnarumma al campo, Keylor a la banca y ¡cuatro atacantes!

El italiano Gianluigi Donnarumma será el portero que ataje en el duelo de fecha 6 del PSG contra el Lyon en el Parque de los Príncipes.

Por su parte, después de su gran actuación en UEFA Champions League frente al Brujas en Bélgica, el costarricense Keylor Navas estará en el banquillo de suplentes.

A la contienda arribaron los antagónicos rivales con abismal diferencia: el PSG con cinco victorias en igual número de encuentros, para el pleno de 15 puntos. Por su parte, el Lyon llegó con solo 8 unidades tras cinco cotejos.

En ataque el DT Mauricio Pochettino ya no se inclinó por un tridente, ¡sino por un tenedor!: alinea a Lionel Messi, Kylian Mbappé, Neymar Jr. y Ángel Di María.

Kherer, Marquinhos, Kimpembe y Mendes son los zagueros, y en la media forman Herrera y Gueye... En un alucinante 4-2-4 hiper ofensivo.

Así las cosas, las bolas de cristal señalan como favoritos a Messi y compañía.

El choque está programado para comenzar a las 12.45 m.d. (hora de Costa Rica).

 

 

Lea también: ''Vulgar'', ''eso no es deportivismo'', ''lamentable''

 

INCIDENTES EN DERBY DEL NORTE

El Lens sigue la estela del París Saint-Germain después de superar por primera vez en 15 años al Lille, que perdió el trono del derbi del norte en un duelo marcado por los incidentes protagonizados por hinchas radicales de ambos equipos que provocaron la suspensión momentánea del duelo.

De nuevo el fútbol francés se vio salpicado por las acciones violentas de los ultras. En agosto, aficionados del Niza saltaron al terreno de juego para agredir a los del Marsella y no mucho después, los hinchas más radicales del Lens y del Lille, revivieron una escena similar.

Su bochornosa actuación oscureció la victoria del Lens, que ganó 1-0 gracias a un tanto en la segunda parte del polaco Przemyslaw Frankowski. Década y media después de su última victoria frente a sus vecinos del norte, el equipo dirigido por Franck Haise volvió a disfrutar de lo que significa sumar tres puntos en un derbi.

Antes del tanto de Frankowski, durante el descanso, los ultras del Lens saltaron al césped del estadio Felix Bollaert para dirigirse a la zona en la que se encontraba la hinchada visitante, que lanzaron objetos desde las gradas.

Fue necesaria la intervención de medio centenar de antidisturbios y un agente y un aficionado resultaron heridos. En un principio, se suspendió el partido, pero tras media hora de espera se pudo reanudar y Frankowski se encargó de hacer besar la lona al vigente campeón de la Ligue 1, que ha empezado con mal pie el curso: sólo suma 5 puntos de 18 posibles mientras que el Lens, a falta del resto de la jornada, es segundo a tres unidades del PSG, que se enfrentará este domingo al Lyon.

El Lens arribó a 12 unidades en seis presentaciones.

Y en el estadio Geoffroy-Guichard, el Saint Étienne dio continuidad a su inicio errático esta temporada y sigue sin conocer la victoria después de perder 1-2 frente al Girondins Burdeos. Un doblete del coreano Ui-Jo Hwang hundió en la clasificación a un equipo que es penúltimo después de las seis primeras jornadas de la Ligue 1.