Keylor Navas con medidas de seguridad reforzadas en Francia

El París Saint-Germain incrementará el dispositivo de seguridad en la residencia del portero costarricense Keylor Navas y en las casas de todos los miembros de su plantilla, tras el robo sufrido este fin de semana en el domicilio del argentino Ángel di María y la del padre del brasileño Marquinhos, confirmaron a EFE fuentes próximas al club.

Lea también: "Yo pierdo, ustedes pierden, la selección, los jugadores y el país pierden": Jorge Luis Pinto

 

Estos nuevos asaltos se suman a los sufridos por otros miembros de la plantilla en lo que va de año, como el español Sergio Rico o el argentino Mauro Icardi.



El caso de Di María, cuyo domicilio ya fue asaltado en 2015, cuando militaba en el Manchester United, se produjo mientras el atacante argentino jugaba contra el Nantes este domingo. Advertido, el futbolista abandonó el campo y el Parque de los Príncipes.



Fuentes cercanas a la investigación indicaron a EFE que, a diferencia de lo que señalaron algunos medios, la familia del argentino no fue retenida por los ladrones y que no se dio cuenta de su intromisión en el domicilio.



En el caso de Marquinhos, el jugador confirmó el robo en la casa de su padre a través de las redes sociales y que su familia se encontraba en la residencia, pero negó ningún daño personal y aseguró que "todo se quedó en un susto" que está siendo investigado por las autoridades francesas.



Según la cadena BFM TV, los ladrones se llevaron 2.000 euros en efectivo y bolsos de lujo.



Fuentes del Tribunal Judicial de Nanterre explicaron a EFE que se encarga de la investigación la Brigada de Represión al Bandidaje (BRR), una división de la Policía Nacional francesa especializada en bandas organizadas que acostumbran a recurrir al uso de armas para sus robos.



"El cálculo de las pérdidas, la investigación sobre el terreno y la audición a las víctimas están en curso", indicaron.



Ambos sucesos han llevado al PSG a contribuir a la vigilancia de las mansiones en las que viven los futbolistas, todas ellas situadas en el oeste de la capital y que cuentan ya con importantes medidas de vigilancia de vídeo y de alarmas.



Según las fuentes, el club pagará la presencia de vigilantes en las residencias durante algún tiempo, con uno o dos agentes asignados a cada una de ellas 24 horas al día.



Algunos jugadores ya contaban con personal de seguridad propio, como el francés Kylian Mbappé y el brasileño Neymar, pero incluso en estos casos la vigilancia se verá reforzada por el club.



La intención del PSG es evitar que este tipo de incidentes afecte a la tranquilidad emocional de la plantilla en un momento clave de la temporada, en el que el club afrontará los cuartos de final de la Liga de Campeones y tratará de remontar en la liga, donde tras la derrota de este domingo es segundo de la tabla a 3 puntos del Lille.



Estos robos pueden contribuir a descentrar a los jugadores en una temporada ya muy marcada por la pandemia de coronavirus.



Ya en 2015 el PSG reforzó la vigilancia en las residencias de sus estrellas tras los atentados yihadistas que sufrió Francia y que afectaron mucho psicológicamente a los futbolistas y a sus familiares. 

 

Asalto al domicilio del papá de Marquinhos

La Policía francesa ha abierto una investigación por "robo flagrante con agravantes" debido al asalto al domicilio del padre del brasileño Marquinhos, defensor del París Saint-Germain (PSG), informaron a EFE este martes fuentes judiciales.



La casa de Marquinhos, situada en Chatou (al oeste de París), fue allanada el domingo por la noche por un grupo de ladrones, quienes habrían agredido "con un puñetazo en el vientre" al padre del futbolista antes de llevarse su botín ("algo de dinero de efectivo y bolsos de lujo").



También el domingo por la noche, mientras el PSG disputaba el encuentro liguero ante el Nantes, el domicilio en Neuilly sur Seine (oeste parisino) del argentino Ángel di María, colega del central brasileño, fue objeto de un robo, aunque sin violencia.



La acumulación de este tipo de episodios (el español Sergio Rico o el argentino Mauro Icardi también fueron robados a finales de enero) ha llevado al PSG, uno de los clubes más ricos del mundo, a disponer de vigilantes en las residencias durante algún tiempo, con uno o dos agentes asignados a cada una de ellas 24 horas al día.



El caso que más ha impactado ha sido el de Marquinhos. Ausente de su casa por estar jugando ante el Nantes, el grupo de asaltantes entró en el domicilio del padre, de 52 años, que estaba con las dos hermanas del jugador, de 14 y 16 años.



Inicialmente se informó de que el robo fue en casa de Marquinhos, pero hoy se precisó que ocurrió en la vivienda de sus familiares, que está situada justo al lado de la del futbolista.



Fuentes judiciales del Tribunal de Versalles detallaron a EFE que el "el robo en flagrante con agravantes" se fundamenta en que los actos se cometieron "en grupo, con violencia y en un domicilio particular".




Investigación a bandas organizadas
Como en el caso de Di María, la investigación ha recaído en la Brigada de Represión al Bandidaje (BRR), una división de la Policía Nacional francesa especializada en bandas organizadas que acostumbran a recurrir al uso de armas para sus robos.



"Se investigan también los hechos en el domicilio, en concreto los actos violentos que se habrían cometido contra el padre del jugador (Marquinhos), un puñetazo en el vientre", señalaron las fuentes.



Este lunes, el defensor y capitán del PSG, de 26 años, había asegurado en las redes sociales que "todo se quedó en un susto".



El robo en la residencia de Di María se produjo mientras su mujer e hijas estaban en él, aunque no fueron retenidas, pues ni siquiera se percataron de la intromisión en el domicilio.



"El cálculo de las pérdidas, la investigación sobre el terreno y la audiencia a las víctimas están en curso", indicaron a EFE fuentes del Tribunal de Nanterre.



Cuando estaba al servicio del Manchester United, "el Fideo" sufrió otro traumático suceso cuando un intruso intentó secuestrarles cuando estaban cenando en su casa.



Di María abandonó enseguida ese domicilio y poco después fue contratado por el PSG.



Este episodio ha conmocionado también al vestuario del PSG, según cuenta "L'Équipe", especialmente por lo sucedido en casa de Marquinhos.



El diario indicó que los ladrones "dejaron muy pocos rastros" y se cuestiona si ambos casos, sucedidos el mismo día a unos 10 kilómetros de distancia, están relacionados entre sí.