''Me encantaría estar allá, con ese equipazo que está armando Cartaginés''

Paolo Jiménez tiene sentimientos encontrados.

Lea también: Inició la era Pochettino con Keylor en el once y un pálido empate

 

Está tan aclimatado a Bolivia, que renovó por un año más con el Nacional Potosí, donde es titularísimo.

 

Es líder de asistencias y anotó cinco goles. Su equipo finalizó en la parte media de la tabla, sin aspiraciones a clasificar a certámenes sudamericanos ni preocupaciones por el no descenso.

 

Pero también le encantaría jugar en Costa Rica, máxime por las expectativas que está despertando el equipo de sus amores, el Club Sport Cartaginés.

 

"Muy ilusionado", se confesó Jiménez.

 

Cartaginés contrató dos delanteros de lujo para acompañar al cubano Marcel Hernández: el hondureño Róger Rojas y el exlegionario David Ramírez, proveniente del Omonia Nicosia.

 

"Me encantaría estar allá, con ese equipazo que están armando", abrió su corazón el talentoso extremo.

 

"Como aficionado estoy encantado, feliz de la vida, viendo a ese equipo", comentó.

 

"Al equipo se le ve diferente, se le compara con los equipos grandes y por encima", analizó Jiménez.

 

"Si se da el campeonato ahorita, que me esperen y me dejen por lo menos abrazarlos".

 

Finalmente, les dio mucho crédito a los Leonardo Vargas, padre e hijo, presidente y gerente del Cartaginés, respectivamente.

 

"Don Leonardo y el hijo están haciendo un gran trabajo".