Coronavirus dentro del PSG es la gota que derramó el vaso

En el París Saint-Germain el nivel de exigencia aumenta cada vez más a lo largo de los años y, a pesar de venir de una temporada con cinco títulos ganados y una final de Champions disputada, las fricciones internas son evidentes. Así lo consigna la prensa gala.

Lea también: "En cuanto De Gea tenga una cag..., le vendrá de vuelta la crítica"

El timonel alemán, Thomas Tuchel,   lo habría notado en los últimos días. Se dice que la relación del DT con su director deportivo, el brasileño Leonardo, es más que tensa.  Ya relativamente hostil antes, la relación entre los dos hombres se habría complicado seriamente.

 

En su edición de hoy, el diario  Le Parisien  indica que el ambiente es turbio. La lista de diferencias es amplia. Leonardo no está satisfecho con algunas de las decisiones de Tuchel. Por ejemplo, el brasileño considera que Tuchel les dio muchas vacaciones a los jugadores, demasiados días de descanso.

 

Aunque el alemán advirtió que esperaba mesura de sus jugadores, que se limitaran a descansar respetando protocolos sanitarios y no se fueran de farra, mucho menos a lugares con altos índices de contagio de Covid-19 (como Ibiza)... al final seis deportistas que fueron a esa isla española salieron contagiados (Keylor, Marquinhos, Paredes, Di María, Icardi y Neymar), lo que habría desatado la molestia de Tuchel con los jugadores... y la ira de Leonardo con Tuchel, quien le estaría restregando en la cara el siempre chocante, por más cierto que sea "te lo dije". Así lo consignan medios galos.

 

El segundo de ellos es la ventana de transferencia en curso. Mientras el técnico pide muchos refuerzos, su superior jerárquico hace campaña por una temporada baja tranquila y con un mínimo de gastos y así no poner en peligro las finanzas del club. De momento, lo que se oficializó fue el traspaso definitivo de portero  Sergio Rico, del Sevilla al París Saint-Germain, donde estuvo a préstamo la campaña anterior.

 

Más allá de la estrategia a adoptar en el mercado de fichajes, también existe una disputa por la gestión del caso Thiago Silva, el excapitán que se marchó al Chelsea inglés. Tuchel siempre quiso quedarse con su capitán al menos una temporada más, pero Leonardo no quiso escuchar nada y empujó al brasileño hacia la salida. La confianza entre los dos tomadores de decisiones del sector deportivo se rompió.

 

Finalmente, Leonardo también se mostró enfadado con el DT por no haber usado lo suficieent a Mauro Icardi en la Final de la Champions. El argentino fue reclutado definitivamente este verano y ante una importante inversión, y el hecho de que prácticamente no jugó contra Leipzig y la final, contra el Bayern, enfureció al brasileño.

 

El estallido de Covid-19 dentro del club no ha sido sino la gota que derramó el vaso. Y se esperan consecuencias, tarde o temprano. La forma y el fondo están por verse.

 

*Con base en notas de L'Equipe, FranceFootball.fr, Le Parisien, RMC Sports, Parisfans.fr, psgtalk.com  y orangefootball.com.