Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Administración colombiana impide ingreso al estadio Juan Gobán a dueño de Limón FC

Va de nuevo. Es como una guerra declarada entre las partes. Ahora resulta que Carlos Pascal, dueño de la Tromba, cuando intentó ingresar a las oficinas del equipo ubicadas en el estadio Juan Gobán, fue impedido por la seguridad privada del colombiano Jorge Castillo.

Castillo argumenta ser el administrador absoluto de la franquicia del equipo limonense y solicitó la intervención de la Fedefútbol, para que lo ampare como administrador.

Cuando Carlos Pascal quiso ingresar a las oficinas del Juan Gobán hubo una confrontación entre ambos bandos, apoyados por la seguridad privada. Al final Pascal logró su cometido y manifestó que si Jorge Castillo desea pelear que sea en los tribunales.

“El señor (Jorge Castillo) dice que él tiene un contrato y tiene una demanda contra Limón, debe hacerlo por medio de la corte. No puede entrar aquí y por la fuerza tomar control del estadio”, indicó Carlos Pascal cuando logró ingresar a las oficinas, después del choque entre fuerzas de seguridad privada.

“El estadio es municipal y entonces el Señor Castillo no puede llegar aquí y cerrar las oficinas diciendo que es el administrador, porque no hay ningún contrato diciendo que Limón FC es dueño del estadio. Para mí él está haciendo algo ilegal. Si él tiene algo en mi contra y quiere poner una demanda, la correcta forma de hacerlo es por medio de la corte (Tribunales)”, amplió Carlos Pascal.

La fuerza Pública se hizo cargo del control de estadio, después del altercado entre las partes. Carlos Pascal se mantiene firme en decir que el colombiano Castillo no tiene nada que ver con la administración de Limón FC.

“En 10 años que yo soy el dueño de Limón FC, nunca entregué el equipo a otra persona. Siempre he buscado ayudas, pero en ningún momento yo voy a entregarle el equipo a otra persona o asociación”, ratificó Pascal.

Carlos Pascal, no quiso referirse a las presuntas negociaciones que sostendría con un grupo de empresarios mexicanos y agregó que notificaron a la UNAFUT que “el Señor Castillo no tiene nada que ver con Limón FC”.