Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

McDonald: ''El egocentrismo se dejó de lado''

Jonathan McDonald confesó que este semestre el ambiente del camerino manudo es diferente, esto porque todos se han dedicado a entrenar fuerte, a tener una competencia sana y dejar el egocentrismo de lado. McDonald confiesa que tanto Andrés Carevic como Mario Acosta han sido fundamentales.

El jugador reseñó que las rotaciones que hace el estratega manudo los obliga a todos a dar lo mejor de sí en cada entrenamiento, a ponerse la camiseta por el equipo y a jugar con una misma sintonía ya que no es fácil quedarse en el banquillo. Además han tenido que dejar individualidades y jugar como un equipo maduro.

“Cuando tienes un grupo maduro donde te toca aceptar el rol de cada uno, hay que hacerlo. No le puedo decir que ha sido sencillo, ni para mí ni para ningún jugador obviamente todos, absolutamente todos, queremos jugar. Todos tenemos una historia, una trayectoria importante y  a nadie le gusta estar en el banquillo. A todos nos gusta jugar, pero sabemos que tenemos que respetar el trabajo y esfuerzo del compañero,  el buen nivel en el que también puede andar y acá somos un equipo maduro donde nos toca aceptar las situaciones”, manifestó el delantero rojinegro.

Lea También: Mundialista en 2014 y 2018 propone tres candidatos para dirigir a la Tricolor

“Creo que el egocentrismo se ha dejado de lado y nos hemos puesto la camisa, el overol, y queremos luchar, trabajar fuerte y tomar las mejores decisiones durante la semana para que el fin de semana tengamos partidos brillantes. Todos queremos jugar a lo mismo, estamos jugando a lo mismo; si es posesión vamos a jugar a posesión, si es un partido como hoy (domingo) que es bloque y salida rápida también lo tenemos que hacer. Eso también habla muy bien del grupo y del compromiso que tenemos todos”, agregó.

Cuando se le consultó sobre el rol que ha tenido esto el técnico argentino resaltó que sabe cómo hablar con los jugadores, pero también destacó el complemento que tiene con su asistente Mario Acosta.

“Él ha venido callado haciendo su labor, sabiendo conversar y también el papel de Mario, su asistente, que es el que hace más que todo el trabajo de hablar con el jugador que no está jugando. De motivarlo, darle consejos para no desesperarse, entre otras cosas, creo que ha sido un buen complemento para nosotros y también va mucho con los resultados que a pesar de las rotaciones y lo demás los resultados se van dando. Eso es por la competencia que hay a lo interno de que todos queremos jugar, de que todos queremos hacer bien las cosas y nos obliga a estar en un buen nivel porque nadie sabe quién va a jugar el próximo fin de semana”, concluyó el futbolista.