Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Jorge Castillo denuncia que está amenazado de muerte, que en Limón se habla de armas y de “sicariato”

Con contundencia respondió el colombiano Jorge Castillo a las declaraciones vertidas en Columbia Deportiva este martes a las 7 de la mañana por su compatriota Denis Viveros. Ambos se arrogan el derecho de administración de Limón FC.

“Después de 15 días de estar realizando esta labor (reingeniería administrativa), apareció un sujeto cuyo nombre es Denis Viveros y empezó una guerra de medios, empezó una guerra de armas, empezó una guerra de sicariato, y empezó básicamente, con toda una serie de amenazas sobre mi vida, la vida de algunos asociados, la vida de personas del club”, denunció Castillo en Columbia este martes a las 2 de la tarde.

“Incluso, aparentemente, tenían visto o no sé cómo llamarlo, el hijo de don Carlos Pascal. Ése hombre ha decidido que se va a tomar a Limón a sangre y fuego y lo hizo, efectivamente, el tipo apareció en Limón un día cualquiera y se apoderó de la oficina de Limón. Está apoderado en este momento de las oficinas de Limón, maneja las computadoras, maneja el papel membrete, maneja las taquillas, maneja absolutamente todo”, amplió Jorge Castillo.

Esta confrontación, con una guerra verbal que pasó de castaño a oscuro, y que no vislumbra una luz por donde podría salirse del problema, tiene a Limón a punto de desaparecer del fútbol organizado costarricense. Sobre todo porque los jugadores se mantienen en huelga y aseguran que de no existir un buen final, no se presentarán a jugar ante Saprissa.

Unafut se pronunció ya en la persona de su presidente Julián Solano, quien aseguró que de no presentarse Limón a jugar frente a Saprissa, el domingo en el Juan Gobán, simplemente, por reglamento desaparece.

Castillo aseguró que de apartarse Denis Viveros, en 15 días asumiría Limón FC con un grupo de empresarios y solucionaría el problema administrativo y económico.

Sky Costa Rica