Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Fase regular termina con sabor amargo para Luis Marín

El entrenador de San Carlos estaba feliz y agradecido con su equipo por lograr clasificar, alcanzar el liderato y asegurar su cupo en una posible Gran Final, pero también salió con ojos vidriosos por lo que estaba sucediendo con otro equipo.

Sus ojos llorosos se debían al descenso de Carmelita, equipo donde debutó como jugador profesional.

“Un sentimiento de tristeza, porque este es un club al que quiero mucho. Me abrió la puerta como jugador de Primera División, tuve una linda temporada acá cuando debuté y es un club al que siempre he querido muchísimo porque me dio esa oportunidad”, dijo Marín.

“Las cosas del fútbol son así, en este momento pasó esto. El Carmen no descendió hoy fue el cúmulo de toda la temporada con sus decisiones o con los partidos que no ganaron, pero si me duele por ellos. Vi gente llorando, vi directivos saliendo llorando del cuarto y eso le llega a uno al corazón, pero bueno hay que seguir adelante”, agregó.

Marín dio un mensaje a los directivos, jugadores y aficionados del equipo verdolaga a no rendirse y a luchar para regresar a la Primera División.

“Como les dije a ellos hay que seguir adelante, traten de luchar por estar nuevamente en la Primera División”, indicó.

“Sabía que podía darse, el destino y Dios me pusieron en este momento y sabía que después de que terminará me iba a doler porque el hecho de que el Carmen descienda duele. Lo único que puedo decirles es que les mando un abrazo, que sigan luchando para que este equipo vuelva a Primera División y lo siento mucho. Un gran abrazo para todos los dirigentes y aficionados de Carmelita”, concluyó.