Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Orlando Sinclair: ''Aunque Saprissa no tenga CAR hay condiciones y yo las acepté''

Hay que ver cómo responde el delantero morado por el cual Saprissa apuesta todo como su próxima gran venta al exterior. Orlando Sinclair, con lo poco o mucho que ha mejorado, con los pocos goles anotados, es la perla en la que los morados tienen cifradas sus esperanzas económicas del presente.

Pero no crean que el muchacho se estresa demasiado con las afirmaciones de su calidad ofensiva, ni se preocupa tanto si el Saprissa tiene o no tiene CAR. Se adapta a lo que tienen y como dice el refrán “si no hay perros, pues se va a cazar con gatos”.

Lo importante para el delantero es que se vaya siempre con la firme idea de alcanzar el objetivo que no es otro que ganar y alcanzar campeonatos, está en el ADN morado y él mejor que nadie lo comprende.

El atacante es claro en reconocer que Saprissa no cuenta con un CAR como sí lo tiene Liga Deportiva Alajuelense, con sus grandes recursos logísticos, alimenticios y médicos. Pero entiende que primero los morados son los campeones y él firmó un contrato sabiendo que no existía un centro de entrenamiento.

Orlando Sinclaire suma un total de cuatro anotaciones, uno de cabeza y tres de las denominadas jugadas, no es el gran atacante que mete miedo por su poder ofensivo y definidor, pero se “la cree” y lucha por mejorar cada día.

Lea también: Álvaro Saborío se lesiona cobrando penal, pero anota, lidera tabla de artilleros y deja a San Carlos ganando

“Pues acá me dieron las condiciones que estábamos negociando y al final llegamos a un buen acuerdo, no había ninguna razón para la que yo me pudiera ir del Saprissa”, indicó el jugador haciendo ver que no le han fallado con lo que le ofrecieron.

“Saprissa es el más grande equipo de Centroamérica y pues ahorita tal vez en otros lugares (Alajuelense), tienen el CAR verdad, pero, ya Saprissa está trabajando en ello y yo sé que al final lo vamos a tener”, amplió Sinclaire.

Al Saprissa se le ha criticado el no contar con un buen centro donde desarrollar sus entrenamientos semanales, el primer equipo y sus ligas menores.

Debemos recordar que fueron los morados los pioneros en la creación del mega proyecto “Ciudad Deportiva Saprissa”, incluso adquirieron la propiedad y hasta vendieron lotes para la construcción de las casas.

La idea fue desarrollar todo un centro de entrenamiento, con sus respectivas canchas de fútbol, pero se iba más allá, crear una escuela y un colegio, en forma paralela a un amplio sector habitacional.

La Casa Club del Saprissa era un lujo, una auténtica mansión, en las cercanías del estadio donde se ubicó a varios de los jugadores, con sus condiciones dentro de las posibilidades. Fue un gran avance para la época.

El comedor que tuvo Saprissa estaba dentro del estadio, bien presentado y con muy buena alimentación, producto de “menús” elaborado por nutricionistas competentes.

Llámese CAR, academia o instituto, se trata de un objetivo que debían perseguir todos los equipos del fútbol nacional desde hace muchas décadas, aunque quede claro que no es condición absoluta y mágica para alcanzar campeonatos y sacar futbolistas de élite.

Que quede claro una vez más que la búsqueda del talento es la prioridad primaria y que es mucho más fácil moldear ese talento en un centro especializado donde se cuenta con todos los condicionantes para sacar un producto mejorado, sobre todo con estudios académicos de nivel, con idiomas, con conocimientos en manejos económicos elementales, etc.

Hoy en día, más que nunca se requiere exportar jugadores mucho más integrales salidos de dichos centros de preparación futbolística. Que haya ante todo un compromiso social, pues la mayoría no serán exitosos, pero sí se le podrá insertar a la sociedad a una persona con salud física y mental, ganadora y que con la disciplina adquirida bien podría emprender estudios y ser exitosos en otras ramas académicas o culturales.

Sky Costa Rica