Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Para Chaves, no es que Jafet le ganara el pulso sino que una ''torpeza arbitral'' decidió el partido

El entrenador del Municipal Grecia salió muy molesto con el cuerpo arbitral, tras la derrota ante Herediano, 1 a 2.

A juicio de Johnny Chaves, Herediano no lo penetró con base en combinaciones, sino a punta de pelotazos y centros.

Para Chaves, más que las variantes del DT rival, Jafet Soto, lo que definió el partido fue un error arbitral.

"El que la botó fue McDonald", dijo en referencia a la acción que fue señalada como tiro de esquina en el epílogo del cotejo.

Llegó a cobrar Luis Miguel Franco y el cabezazo lo mandó a la red Orlando Galo, para decretar la victoria rojiamarilla y el revés griego.

Chaves insistió que ese gol no cayó porque las permutas de Soto fueran muy buenas, sino porque el árbitro asistente falló.

José Montes señaló corner y Cristian Rodríguez lo avaló.

"Me pueden decir que los cambios, pero fue una torpeza arbitral lo que decide", remachó.

"Hay que ver qué hace diferencia, fijarse", amplió en tono de reprimenda a los medios de comunicación.

"Estábamos controlando esos pelotazos y los centros", dijo, aunque en el tiro de esquina de marras sí fue directo: "marcamos pésimo".

Dijo que su equipo se equivocó al no manejar mejor los espacios que dejó Heredino, que tenía en cancha a los delanteros José Guillermo Ortiz, Yendrick Ruiz y Jonathan McDonald.

"La idea era mantener la presión en el ataque. El problema es que la estamos reventando. El problema es que ganábamos el balón y lo devolvíamos", explicó.

 

"Hubiera preferido que nos ganaran y nos combinaran y el rival fuera superior, pero no ha pasado de esa forma", puntualizó.

 

Lea también: Felicio Brown da aporte vital en agónico 2 a 2 con sabor a gloria para el Wisla Cracovia

Sky Costa Rica