Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Fernando Palomeque: "Sería un cobarde si te digo algo que no pasó"

Con tristeza, Palomeque aún no comprende por qué el equipo tropezó tantas veces, a pesar de que insiste, Herediano tiene un equipo "sobrado". En entrevista con Columbia, técnico confiesa cómo lo despidió Jafet y por qué jugó tan poco Azofeifa. Asegura, nadie le impuso futbolistas.

"Estoy muy triste", confiesa Fernando Palomeque vía telefónica, unas horas después de ser despedido del equipo rojiamarillo. El timonel azteca atendió a Columbia para analizar su convulso paso por el 'Team', del que se fue sin ganar.

El entrenador mexicano se refirió a las constantes ausencias de Rándall Azofeifa del once y el escaso protagonismo de Jonathan McDonald.

También reveló lo que le dijo Jafet Soto para despedirlo del equipo.

En una amplia entrevista con este medio, el estratega afirmó que no encuentra explicaciones para la seguidilla de malos resultados del equipo, que le costó su puesto.

Lo despiden luego de un arranque difícil, ¿cómo se siente luego de la decisión del club y qué percepción tiene de lo que sucedió?

"No me siento bien, la verdad es que es muy triste tener la oportunidad en Herediano y tener que salir. Es de esas oportunidades que muy pocas veces se dan en un equipo grande. Tranquilo con lo que trabajé, las cosas las llevé por buen camino en el vestuario, entrené bastante bien y no tengo queja de mis jugadores. Estoy tranquilo, pero no contento".

¿Qué le faltó para ganar?

"Es tan raro, podría decirte que no tuve esto o lo otro, o que no me apoyaron, pero lo tuve todo. No puedo poner un pretexto de por qué estoy fuera. Sería un cobarde si te dijera algo que no pasó. Ustedes ven el partido y toman sus conclusiones, pero yo estoy muy tranquilo con el grupo, que siempre estuvo anuente a trabajar y hizo las cosas como yo las pedí. Empezamos con una derrota, pero luego mostramos un cambio contra la Liga que hacía pensar que vendría el repunte. Desafortunadamente, volvemos a empatar y en la situación de Herediano, era un partido que teníamos que ganar. A lo mejor si hubiera sido la Liga o Saprissa, no habría pasado nada. No puedo decirte realmente que había algo, que había problemas, porque no fue así".

¿Usted percibe que los jugadores comprendieron y ejecutaron su idea?

"Te digo que tuve un juego de preparación ante Limón que ganamos 3 a 0, los jugadores estaban bien y con el trabajo que ya se tenía desde el torneo anterior, se suponía que sería más facil, pues era el mismo equipo y se tenía un buen trabajo acumulado. Y de verdad se trabajó, ahí está Pablo Salazar (asistente) y lo supo. Siempre tuvimos una buena respuesta de los jugadores. Por eso te digo que no me explico qué pasó".

Lea también: Marvin Solano: "Los heredianos me dicen, 'profe, lo necesitamos'"

¿Tiene equipo para pelear por el título Herediano, o le falta calidad a la planilla?

"No, sobrado, es un equipo sobrado. Es un plantel muy basto, con experiencia. A lo mejor lo más grave habrá sido que nunca pude complementar el once como yo quería por muchas cuestiones, algunas situaciones de covid-19, otras de jugadores que tuvieron que pasar por las pruebas aunque no tuvieron covid. De repente íbamos a Jicaral y no podía llevar a dos jugadores. Sin embargo, no hay ningún pretexto porque cualquier jugador que estuviera en esta institución podía jugar sin ningún problema. No tengo queja de eso e insisto, todos estábamos convencidos con lo que hacíamos".

¿Qué le dijo Jafet para despedirlo?

"La verdad esa es la parte más triste. Alguien que te diga, 'no quiero pero lo tengo que hacer'. Hay cosas que son insostenibles y son los resultados. La verdad no podía yo pedir una oportunidad porque la gente merecía respeto. Sabía que era mucha la presión de la gente. Siento que a Jafet le tocaba hacerlo". 

¿Jafet Soto le dijo que no quería quitarlo?

"Exactamente. Si en algo nos empeñamos fue en el trabajo, en que los muchachos tuvieran todo, todo, todo. El equipo siempre tuvo la atención para todos los jugadores, no hay ningún jugador que diga, 'no se trabajó'. A todos les dimos calidad y tiempo".

Daba la impresión de que el equipo se empezó sentir ansioso por no ganar. ¿Se arrepiente de no apostar más por la experiencia de Rándall Azofeifa y Esteban Granados en los momentos difíciles?

"No. Yo lo platiqué con Azofeifa y le dije que iba a tener su momento, igual que se lo dije a Keyner Brown, a Esteban Granados y a Yendrick Ruiz, que con toda su disciplina siempre trabajó al 100% siendo el goleador histórico del equipo. Igual nunca tuve una queja de Azofeifa. Son 18 jugadores y él tuvo de alguna manera participación. Yo no puedo decir que si hubiera entrado a la cancha se habría acabado la ansiedad, porque estaba, por ejemplo, Yeltsin (Tejeda), que tiene mucha experiencia. Entonces sí había una combinación importante, no es que no la tuviéramos, teníamos las armas para contrarrestar lo que venía pasando. Entra la ansiedad y eso le pasa a grandes y chicos".

¿Realmente está tan bajo de rendimiento Azofeifa como para no jugar?

"No, creo que va en la idea del entrenador. Yo buscaba otras cosas que veía en Yeltsin, en Jefferson (Brenes), en Fabrizio (Ramírez). Yo buscaba cosas. Tener una planilla como la de Herediano me daba ese lujo de poder elegir".

Lea también: Cachorros manudos desnudan la escasa repercusión de la juventud morada

¿Por qué le ha costado a McDonald levantar? ¿Qué pasa?

"Mirá, yo contra la Liga pensé que después del partido que había dado, iba a repuntar, pero desafortunadamente se cargó un poco y ya no lo pude tener para el juego ante Guadalupe. Yo estoy muy agradecido con él, siempre me entregó trabajo, es un líder dentro del grupo y buena persona. Yo le dije a 'Mac' que Dios me había dado la oportunidad de conocerlo como ser humano".

Pero en lo futbolístico, ¿por qué no pesa como antes?

"Tal vez la lesión no me dio la oportunidad de saber si iba a resurgir. Ahorita el asunto es global, no McDonald solamente, fuimos todos. Es algo muy raro".

Jafet afirma que no le impone jugadores a ningún entrenador. ¿Cuál es su criterio?

"Sí a mí me hubiesen impuesto algún jugador, entonces yo habría tenido la potestad de pedirle otra oportunidad, pero no tenía argumentos. Si a mi Jafet me hubiera impuesto un jugador, yo le habría dicho, 'no, yo perdí porque vos lo pusiste', entonces no tiene nada que ver, no tenía nada que ver en mi propuesta. Pablo Salazar sabe cómo nos manejamos y sabe que eso no se dio". 

*Fotografía principal: La Nación.

Sky Costa Rica