Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

1 a 1: Un gigantesco Esteban Alvarado dejó frustrado al Cartaginés

Dos equipos caídos en la tabla se levantaron a costas del Cartaginés esta semana. Pérez Zeledón no había sumado y venció a los brumosos el pasado jueves y Limón también sumó su primer puntito, este domingo en el "Fello" Meza.

La gran figura del partido fue el portero visitante, Esteban Alvarado, que tapó al menos seis remates espectaculares, incluido un penal al errático José Sosa.

 

Al 15' Byron Bonilla abrió la cuenta, cuando Jeykell Venegas se sacó un conejo del sombrero, en forma de pase, para que el nicaragüense fusilara a Esteban Alvarado con remate cruzado, abajo a la izquierda. El arquero ya había impedido la apertura del marcador en un proyectil de tiro libre disparado por José Sosa.

 

Empero, como le ocurrió en Pérez Zeledón, el gol pareció sentarle mal a los brumosos, que anotan y se echan atrás y comienzan a caminar en lugar de correr, y eso los limonenses lo aprovecharon para no solo controlar el balón, sino para empatar al 35'.

 

Fue en un magnífico centro de Luis Pérez que Yuaycell Wright mandó a la red, solo frente a Darryl Parker. Igual que en Valle del General, los goles que le anotan al Cartaginés provienen de la banda derecha rival, izquierda brumosa, que Sosa no está tapando bien.

 

 

Sosa confirmó su mal momento al fallar un remate desde punto penal, al 43'. Alvarado le bloqueó el enseñado remate centralizado, tras un balón que rechazó con el estómago Wright y que el árbitro señaló como mano y pena máxima. 1x1 terminó la inicial.

 

Limón se dio cuenta que le podía jugar tú a tú al Cartaginés; los locales se despertaron y el resultado fue un segundo tiempo trepidante, con emociones en ambos arcos. Alvarado se agigantó en un balazo de Venegas a bocajarro y del otro lado Wilson perdonó tras grosero fallo de Parker, que soltó un centrito que no llevaba nada.

 

Las emociones se seguían sucediendo;  Limón las botaba, como la que tuvo solo Gordon; al Cartaginés se las paraba Alvarado, como un trallazo de Reyes dentro del área. El juego estaba abierto, para cualquiera. Grandioso, Alvarado le desvió otro misil a Montero, para mantener el 1-1 a cinco minutos del final.

 

Ya al final el asedio papero era intensísimo, pero Alvarado parecía imposible de vencer. Lo intentó Sánchez entrando al área, y Esteban voló para decirle que no. Simplemente no hubo forma y la Tromba del Caribe sacó su primer puntito del año.

 

 

 

 

 

 

Sky Costa Rica