Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Luis Marín analiza a fondo al otro cubano del fútbol tico

El éxito que generó como futbolista Marcel Hernández con el Cartaginés abre los ojos de otros dirigentes, quienes apuestan por contar con más jugadores provenientes del fútbol cubano.

Más del 30 por ciento de los goles conseguidos por el Cartaginés en los últimos torneos los consiguió su goleador Marcel Hernández, un jugador quien arribó en forma silenciosa al país, pagándose todo, con tal de tener una mejor vitrina futbolística.

Hoy en día la dirigencia del Santos de Guápiles procura seguir los mismos pasos invirtiendo en jugadores más jóvenes, formados en la escuela deportiva de la isla de Cuba.

Luis Javier Paradela es su apuesta inmediata, después de contratar a un jugador, también caribeño, como Javon East, quien les salió muy rentable por su capacidad goleadora.

Paradela ya tuvo su primera prueba en un juego muy complicado ante el Cartaginés en el estadio Fello Meza (1-0) y si bien es cierto que no fue su noche, también es real que apenas se viene acomodando al fútbol costarricense y al Santos que anda en horas bajas desde hace varios torneos.

“Luis (Javier Paradela) creo que es un muy buen jugador ya lo van a ir viendo”, fueros las primera palabras del director técnico santista Luis Antonio Marín después de apreciar su aporte ante los Brumosos.

“Se trata de un jugador potente que tiene buena definición, es acucioso y es hábil”, amplió Marín en su análisis sobre el nuevo cubano en el país.

Sin ánimo de compararlos

Si bien es cierto que no existe de ninguna manera hoy en día una posible comparación de Marcel Hernández y Luis Javier Paradela, por motivos obvios, pero también es cierto que cuando el exgoleador del Cartaginés arribó al país nadie le conocía.

Él salió de Cuba para jugar en Antigua y Barbuda y República Dominicana, antes de abrirse un lugar en el fútbol costarricense como un desconocido.

Incluso, Marcel Hernández llegó como volante y fue el ojo clínico de Paulo César Wanchope quien le pidió que jugara de centro delantero, donde alcanzó tanto éxito.

Luis Javier Paradela por su parte salió de manera legal de su país Cuba para jugar en la Universidad de San Carlos de Guatemala, que lo dio a préstamo al equipo de Reno (USL Championship), estado de Nevada en los Estados Unidos. Hasta que recaló en el fútbol salvadoreño con el Jocoro y luego con el Chalatenango.

Otro aspecto es el de la edad, mientras que Marcel Hernández, hoy jugador de Liga Deportiva Alajuelense y con grandes posibilidades de irse al exterior, tiene 31 años, el jugador del Santos de Guápiles posee 23.

“Paradela tiene muy buena técnica y un excelente desequilibrio ofensivo. Yo creo que es un muchacho que tiene que adaptarse porque ha llegado hace una semana y eso lógicamente requiere un buen tiempo de adaptación”, aseguró su técnico Luis Antonio Marín.

La inversión en jugadores del Caribe, con sus pros y contras, ha dado buenos réditos, por ello los dirigentes santistas se fijaron en este nuevo atacante esperando se convierta en la nueva perla cubana.

Sky Costa Rica