Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

La explicación de la Liga sobre la salida de Adolfo Machado y el manejo de Lleida que critica el zaguero

 
Equipo rojinegro se refirió a las declaraciones de Machado, en las que afirmó que Lleida manejó mal la negociación entre las partes. También explicó la principal discrepancia que evitó que el defensor siguiera en la Liga. 
 
La dirigencia de Alajuelense explicó que la principal discrepancia entre el club rojinegro y el defensor Adolfo Machado, y que al final de cuentas evitó la renovación de su contrato, fue el plazo de tiempo que quería cada parte.
 
El directivo manudo, José Cabezas, reconoció que, dentro de la evaluación realizada por la gerencia deportiva liderada por Agustín Lleida, se determinó que el contrato que le ofrecerían a Machado sería de seis meses.
 
Sin embargo, el jugador quería mantenerse en el equipo un año. 
 
"En lo económico no quiero entrar, pero hubo un cierto desacuerdo en este tema, pero también la Liga tiene un presupuesto y no se puede salir de ahí. Machado es una excelente persona, pero ya viene cumpliendo su ciclo. Él mismo reconoce que quería un año, pero la gerencia deportiva consideró que no era para un año, sino para seis meses. No se trata de echarse la culpa, simplemente no hay acuerdo", explicó Cabezas a Columbia.
 
El dirigente también se refirió a las declaraciones del futbolista en el programa 'Encuentro Deportivo' de radio Columbia, en las que Machado afirmó que, "don Agustín (Lleida) no supo manejar bien la negociación, porque él dijo que para poder empezar la negociación había que esperar a que terminara el torneo".
 
 
A Machado le incomodó que Lleida le hiciera la propuesta un lunes, tras ganar la corona número 30, y el mismo día le pidiera una respuesta, en lugar de darle un espacio para analizar la propuesta.
 
Desde la óptica del club, es normal que sucedan este tipo de diferencias de criterio, a la vez que creen que la práctica normal en el club es que se empieza a negociar el nuevo contrato hasta que finalice la campaña.
 
Cabezas explicó que, por una cuestión de presupuestos, no pueden negociar desde antes, dado que los ingresos que suele recibir el equipo no son los mismos cuando queda campeón, que si finaliza en otra posición.
 
Es decir, si concluye en la primera casilla, es probable que se incrementen los ingresos por patrocinios y la venta de productos, como las camisetas. Esto les da un margen de maniobra importante para negociar los contratos.
 
 
Las circunstancias varían cuando no se finaliza campeón, lo que obliga al equipo a socar la faja para disminuir los gastos.
 
Además, al directivo manudo le parece normal lo dicho por Machado, pues afirma que esto suele suceder cuando no se llega a un acuerdo entre las partes y existe disconformidad de uno de los dos lados.
 
"Resulta normal que cuando una persona no puede contratar, le echa la culpa al otro de que no se llegó a un acuerdo. Uno siempre considera que la oferta que uno da es la más razonable, es lo normal de un contratante. Cuando la otra persona te dice que no está de acuerdo, considera que es incomprensiva y le echa la culpa al otro, es muy natural y pareciera que eso sucedió", dijo.
 
"No tenemos más que agradecerle a Machado, una excelente persona, un caballero, pero hay que atender que cuando se negocia, hay que ver fríamente el costo-beneficio. Como el fútbol es tan emotivo, a veces sucede que el dirigente cuando negocia lo hace con pasión también, entonces cuando un jugador metió un penal, hay que darle todo lo que nos pida, pero el fútbol tiene  verse como un negocio, y eso no es ser malagradecido", añadió Cabezas.
 
Machado se despide de la Liga luego de levantar la Copa y finalizar la campaña como el futbolista más regular del club.
 
Por ahora, se desconoce si Alajuelense firmará a otro central para sustituirlo.
Sky Costa Rica