Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Douglas López: "Mariano Torres me pega a mí y el perjudicado soy yo"

El volante del Santos, Douglas López, considera injusto que el Disciplinario lo sancionara por fingir una falta, cuando asegura que el futbolista de Saprissa, Mariano Torres, lo golpeó y eso provocó que acabara en el suelo. 

Cuando el Tribunal Disciplinario de la Fedefútbol soltó la noticia, el jugador santista Douglas López venía en su auto, manejando. Un amigo suyo le escribió un mensaje a su cuenta de Instagram y le contó que lo habían sancionado con dos partidos por fingir la falta que acabó en la expulsión del volante de Saprissa, Mariano Torres.

Según el informe, Torres no lo golpeó y, por el contrario, culpa al santista por el resultado final de la jugada, al "haber fingido una falta induciendo al árbitro (Cristian Rodríguez) en error y haber provocado la expulsión de un adversario", cita el documento.

A López le cuesta creer lo que sucedió. Insiste en que Mariano lo golpeó en el borde externo de su pierna izquierda y afirma que nunca fingió la falta, pues el impacto que sufrió  hizo que acabara en el suelo. A la vez, afirma que es injusto lo sucedido. 

Lea también: Disciplinario exonera de sanción a Mariano Torres

"Nadie pensó que me fueran a sancionar a mí, en el video se ve que yo no finjo ninguna falta, lo que se ve es que Mariano me pega a mí", dijo López.

"Yo voy a 'trabonear', toco la bola, luego el balón sale por otro lado y Mariano me golpea. Él me pega a mí y el perjudicado soy yo, tras de eso el informe arbitral dice que estaba en juego la pelota y, que yo sepa, el silbatero ya había pitado antes de que se diera la jugada", agregó el futbolista.

Nacido en Alajuela pero formado en la cantera de Belén, López fue reclutado por el equipo santista desde hace cinco años, cuando lo incorporó a su alto rendimiento.

El futbolista debutó en Primera División como volante izquierdo, pero luego retrocedió unos metros para colocarse en la zaga, a petición del entonces técnico Johnny Chaves.

Seleccionado menor en distintas oportunidades, López busca su consolidación en el equipo del Caribe.

Lea también: Juan Carlos Rojas: "Era lo justo, el video hablaba por sí solo"

Cuando ingresó frente a Saprissa y se produjo la jugada, reconoce que le dolió el golpe.

"Fue una de esas jugadas rapidísimas, en las que siente uno el golpe y en realidad duele. Yo siento que me patió y es una reacción mía la de tirarme al suelo porque me está doliendo", explicó.

Tras enterarse de la sanción, el futbolista conversó con su novia y con su padre. Les comentó que estaba bravo con lo que decía el informe del Disciplinario.

Luego se enteró de que el club santista había tomado la decisión de apelar la jugada ante el Tribunal de Alzada.

Lea también: Indignación en Santos: "Estamos muy molestos"

El presidente del equipo, Rafael Arias, considera que la sanción es injusta y presentará pruebas para demostrarlo, afirma.

"En realidad estoy 'aguevado'. Yo llamé a mi papá bravo, como podía ser posible que yo, sin hacer nada ni exagerar la falta, saliera sancionado", concluyó López.

La jugada ha generado múltiples criterios. Por ejemplo, el analista arbitral Ramón Luis Méndez considera que no hubo falta de Torres sobre López, lo que explica con argumentos en el siguiente video: 

Mientras que el exárbitro mundialista, Berny Ulloa, sostiene que la intencionalidad del argentino es ir a golpear, por lo que debía ser expulsado.

Lea también: "La intencionalidad de Mariano Torres es ir a golpear"

Por otro lado, en el Saprissa afirman que se hizo justicia. El presidente del club, Juan Carlos Rojas, considera que el video deja claro que no hubo falta de Torres.