Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

1x1 brumoso: Darryl Parker y el horizontal salvaron al Cartaginés de un vergonzoso 9 a 1

Ese equipo de Cartaginés que fue bailado por Alajuelense (4 a 1) no se parece a un líder de grupo que semanas atrás vapuleó al campeón nacional, Saprissa, en Tibás.

El sonado duelo de líderes solo presentó a un equipo digno de llamarse aspirante al título: Liga Deportiva Alajuelense.

 

Los brumosos ya suman cuatro derrotas en el certamen y esta última, humillante, en una noche fatal de Kenner Gutiérrez "marcando" a Jonathan Moya.

 

Aunque se había dicho que Cartaginés recuperaría seis jugadores, no fue suficiente. Medford no cuenta con suficiente banca para parchear a su mejor 11.

 

Del equipo que humilló a Saprissa en Tibás no jugaron los laterales, William Quirós ni Ryan Bolaños, los extremos Diego Sánchez ni Jeykell Venegas, ni el segundo punta, Andy Reyes. ¡Medio equipo! Y la banca no da la talla.

 

Lea también: Hernán Medford: ''El peor partido del torneo, hay que aceptarlo''

 

Darryl Parker:  Vendido por Kenner Gutiérrez en los goles 1 y 2. Fusilado en tercero y cuarto. De ahí en fuera, el mejor de su equipo. Con paradas increíbles evitó al menos tres  tantos adicionales, y el horizontal le salvó de dos más.

Kevin Arrieta: En zaga no tapa ni la mitad que William Quirós. Sensible ausencia brumosa. Desbordado por Barlon y por todos los que corrieron por ese lado.

Kenner Gutiérrez: Fatídico. Permisivo con Moya. ¿Cómo Jonathan va a rematar a placer los globitos al área si se suponía que tenía marca? Hay que preguntarle a Kenner.

Heyreel Saravia: Fue parte del desastre defensivo. En un tiro de esquina, Faerron recibió por bajo frente al área chica, a vista y paciencia de Heyreel.

José Sosa: Sobrio en el penal. Cumplidor. Por su lado no fue el problema. Empero, no proporciona el juego aéreo que sí da Ryan Bolaños.

Daniel Chacón: Jugó como segundo tapón para ayudar a Ronald Mauricio Montero, pero entre Bryan Ruiz y Alex López los destrozaron. No funcionó. Habría ayudado más como central.

Ronald M. Montero: Aún con Chacón como socio, les cayó un vendaval de creatividad encima en piernas de Ruiz y López.

Cristopher Núñez: Propició la falta de pena máxima de Salvatierra. Jugó más adelantado, un par de metros atrás de Marcel. Pero se nota que es una improvisación. El dueño de ese puesto es Andy Reyes. Y se nota.

Esthuar Dávila: La sorpresa en la formación. Es pícaro, atrevido, tiene condiciones, pero no las suficientes (todavía) para hacer olvidar al titularísimo, Diego Sánchez.

Byron Bonilla: No es ni la sombra de Jeykell Venegas, la ausencia más notable de los visitantes.

Marcel Hernández: ¿Jugó?

Allen Guevara: La verdad estaba jugando mejor el chamaco Dávila. Mal cambio.

Ronaldo Araya: Entró por Ronald Mauricio y fue peor la medicina que la enfermedad. Si ya de por sí Cartaginés estaba vulnerable, se convirtió en un flan.

Carlos Hernández: Ingresó para tapar la "torta" de la salida de Montero. Pero ya la debacle era irreversible.

Steven Taylor: Entró cuando no había nada qué hacer.

DT Hernán Medford: Acusó bajas muy sensibles y puede que le alcanzara contra Sporting o Grecia, pero contra Alajuelense es otra cosa. Además, no le funcionó sacar a Chacón de la zaga central. Sin Reyes, Venegas y Hansen a disposición, casi no le quedó nada con qué reaccionar en ataque. Sufrió también las bajas de Quirós y Bolaños en zaga. Le falta banca, evidentemente. Por añadidura, se tragó entero el bombón con cicuta que le sirvió Carevic: "esperamos a un Cartaginés que proponga, es su esencia",  y Medford prácticamente le hizo caso. La Liga se aprovechó.

 

Video CSC

Sky Costa Rica