Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Brandon Aguilera: El talento becado desde niño que Saprissa y Herediano quisieron en sus filas

 
 
En una visoría en Naranjo, la academia Wílmer López lo reclutó cuando tenía ocho años; luego lo becó para que se mantuviera en el equipo y lo fogueó en Europa. Brandon Aguilera sorprendió en el clásico, pero ya había igualado el récord de 'Cuty' Monge como el jugador más joven en anotar en Primera. 
 
Cuando apenas tenía ocho años, el volante Brandon Aguilera fue reclutado por la Academia Wílmer López durante una visoría en el cantón de Naranjo. Es hijo de un exjugador de la Liga de Ascenso y portador de un talento natural, sostienen en en el centro formativo, que optó por becarlo desde que era un niño.
 
"Sino lo hubiéramos becado y hubiera tenido que pagar como todos los demás niños, seguramente se habría ido. Lo becamos y el aportaba lo suyo, buena disciplina y el talento. No nos arrepentimos de nada", contó Édgar Artavia, presidente de la academia, que luego firmó un convenio con Carmelita.
 
Este acuerdo le permitió a Aguilera debutar en Primera con el equipo de la barriada, cuando apenas tenía 15 años. 
 
 
En el club verdolaga marcó su primer gol, igualando la marca de Jorge Hernán 'Cuty' Monge como el futbolista más joven en conseguir una anotación en la máxima categoría.
 
Artavia sostiene que el hoy futbolista de Alajuelense destacó desde niño por su buena pegada y liderazgo natural; también porque es un futbolista fuerte y con cierto roce internacional, dado que con la Academia pudo viajar a Estados Unidos, Panamá, México y al Viejo Continente para disputar múltiples partidos de fogueo.
 
Al mismo tiempo, era un muchacho muy disciplinado y enfocado en sus objetivos, que nunca faltó a un entrenamiento.
 
 
A sus 17 años, después de culminar sin vínculo con Carmelita, decidió partir a Alajuelense para incorporarse a su primer equipo, aunque desde mucho tiempo atrás había recibido ofertas de otros clubes grandes.
 
"Pudo haberse ido a Saprissa, Herediano, todo mundo lo referenciaba desde que tenía 14 años, pero él decidió quedarse en Carmelita porque sabía que recibiría más oportunidad", agregó Artavia.
 
 
Aguilera empezó a destacar tan rápido que desde los 15 años, antes de debutar en Primera, ya el club había optado por subirlo al alto rendimiento, en donde se rozaba con futbolistas de mayor edad.
 
Su presencia en el clásico con 17 años no sorprende en la Academia, pues siempre resaltó como un jugador con unas características distintas.
 
"Es un chico que sabe lo que quiere. Desde pequeño fue la 'estrella' del equipo y un líder, siempre estaba por encima del rendimiento de la mayoría, siempre resaltaba dentro del grupo", apuntó Artavia.
 
"Tenía una disciplina excelente, siempre llegaba a entrenar temprano. Es un chiquillo bien educado. Sino fuera jugador profesional, será una excelente persona", añadió.
 
Ahora, la Academia Wílmer López negocia dos posibles acuerdos con Alajuelense.
 
El primero, que le toque una parte del monto económico en caso de que se produzca una venta en el fútbol internacional en el largo plazo.
 
En caso de que el club no acepte este acuerdo, optarán por cobrar los derechos de formación, un monto establecido por FIFA con base en los años en que el jugador militó en las divisiones inferiores de la academia.
 
Sky Costa Rica