Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Alajuelense atado de manos en Concacaf: Resultado de pruebas PCR podrían dejarlo muy diezmado

 
Lleida explicó que Concacaf permite un mínimo de ocho jugadores para que se dispute el duelo. Es decir, la Liga necesita que, al menos, este número de futbolistas no den positivo en la prueba PCR que se realizará 48 horas antes del cotejo. 
 
A pesar de que la Concacaf decidió reprogramar el enfrentamiento entre la Liga y el Cibao para el miércoles 4 de noviembre, la incertidumbre continúa en el club erizo, pues de acuerdo al resultado que arrojen las pruebas PCR que se realizarán 48 horas antes del cotejo, se determinará qué futbolistas podrán disputarlo y quiénes no.
 
Las pruebas se utilizan para confirmar si un jugador está infectado de covid-19.
 
Sin embargo, el protocolo de Concacaf es distinto al de Costa Rica, un hecho que perjudica a Alajuelense, dado que un futbolista puede dar positivo en la prueba incluso dos meses después de haberse recuperado del virus.
 
Es decir, se pudo haber recuperado, pero de todas formas en la prueba aparece como positivo.
 
Como en Alajuelense hubo 11 miembros del plantel que dieron positivo, todos corren el riesgo de perderse el enfrentamiento ante el Cibao.
 
 
Entre los nombres que ya tuvieron covid-19 en la Liga se encuentran Bryan Ruiz, Álvaro Saborío, Alonso Martínez, Fernán Faerrón y Adolfo Machado.
 
Concacaf estableció el siguiente protocolo: El club deberá hacer una primera prueba a todo su plantel (23 jugadores) cinco días antes del cotejo, es decir, este viernes. Y a falta de 48 horas, Concacaf volverá a hacer las PCR.
 
 
Los jugadores habilitados para afrontar el duelo ante Cibao serán aquellos que no den positivo en ninguno de los dos exámenes.
 
El gerente deportivo, Agustín Lleida, explicó que Concacaf permite, en este caso, un mínimo de ocho jugadores para que se dispute el duelo. 
 
Es decir, si de los 23 futbolistas del plantel hay al menos ocho que no den positivo, la Liga podrá disputar el cotejo, aunque sea con este número de jugadores en la cancha.
 
"Esperamos tener el máximo de figuras posible. En lo reglamentario te puedo decir que lo que nos dijeron es que con ocho jugadores en convocatoria ya podríamos jugar. Si tuviéramos que jugar con los futbolistas justos lo tendríamos que hacer", recalcó Lleida.
 
El dirigente afirma que, en la próxima ronda, Concacaf tendrá que variar el reglamento para que se pueda seguir jugando.
 
En Costa Rica, por ejemplo, si un futbolista tuvo covid-19 y se recuperó, no tiene que cumplir este protocolo para volver a jugar.
 
Concacaf reprogramó el duelo para el 4 de noviembre, luego de suspenderlo a causa de que 11 futbolistas dieron positivo de covid-19.