Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Rafael Arias: “no voy a aceptar bajo ninguna circunstancia que se dude de la integridad mía como médico y presidente del Santos”

“Yo al pueblo de Costa Rica y a Guápiles no tengo que esforzarme para demostrarles mi integridad y mi honradez”, dijo en forma categórica y vehemente el presidente del Santos y médico del hospital de Guápiles Rafael Arias.

Ante la consulta de si movió influencias en el Ministerio de Salud para que se declarara clausurado el estadio Ebal Rodríguez al contar con siete jugadores por COVID-19 y que no le programaran el juego ante Guadalupe, su respuesta fue muy fuerte, dejando clara su integridad profesional como médico y responsabilidad ciudadana ante el equipo que representa.

“Qué a mí, se me pregunte eso…me ofende”, indicó en forma tajante el presidente del Santos de Guápiles en conferencia de prensa realizada en Guápiles.

“El Santos de Guápiles ha demostrado en sus 20 años (primera división), ser un equipo honesto y hemos sido honestos no solo en salud, lo hemos sido en finanzas y en otros temas que no son los que se deben traer al caso acá”, indicó el presidente rojiblanco.

El galeno y presidente santista fue más allá al recordar que todos los casos que salgan positivos por coronavirus en un equipo, llámese jugadores, cuerpo técnico, médico, administrativo y dirigencial deben ser reportados por ley al Ministerio de Salud.

Incluso, aseguró que no creía que algún equipo de la primera división no haya cumplido con esta directriz exigida por las autoridades de salud y el protocolo de la primera división.

“Por lo tanto yo quiero aclararle a los medios y a los que piensan así, que no voy a aceptar bajo ninguna circunstancia de que se dude de la integridad mía como médico, como presidente del Santos y de esta gran institución”, ratificó Rafael Arias.

“El Santos de Guápiles reportó con normalidad lo que debía reportar al Ministerio y yo hago la otra pregunta, qué es que los otros equipos no reportan los casos positivos al Ministerio de Salud, bueno, entonces no sé si será la Costa Rica del área metropolitana y la Costa Rica de aquí, que sea diferente”, manifestó.
Rafael Arias aseguró que en la oficina Regional de Salud de Pococí es un deber reportar todos los casos y que con el respeto que se merecen sus compañeros de Unafut y el Comité de Competición, aprovechará las próximas reuniones para conversar con ellos y para hacerle saber su forma de pensar.

“Aquí el tema no es hacer conflicto, aquí el asunto no es levantar más roncha, aquí es todo lo contrario debe ser la unión de todo un país y los equipos de fútbol por el bien de dicho deporte”, indicó.

El doctor Arias fue claro en que jamás pretende que prevalezca el deseo de que el campeonato se suspenda. Todo lo contrario, Santos desea jugar, pero no lo pueden hacer diezmados, pues se debe respetar la igualdad de los socios de la primera división.

En el Santos de Guápiles salieron seis jugadores positivos por PCR, uno por nexo y uno indeterminado. Ante esta circunstancia las autoridades de Unafut exigieron un certificado médico con fe pública, para ratificar la veracidad de lo expuesto por los guapileños, informó en su momento el médico del equipo rojiblanco Allan Castillo.