Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Kevin Chamorro se dijo a sí mismo "tengo que aprender de Patrick Pemberton"

El guardameta de San Carlos y la selección sub23, Kevin Chamorro, enfrenta las conferencias de prensa a como ataja: seguro y tranquilo.

Sin aspavientos, se mostró satisfecho luego de su actuación ante el Saprissa, en la que sobresalió con una gran desviada a un tiro libre venenoso de Marvin Angulo y un achique providencial en el cierre del partido, con los que preservó el cero a cero.

 

"Llegué a San Carlos en el momento que tenía que llegar", afirmó sobre el momento que vive, por fin dueño del arco norteño, luego de más de un año.

 

"Era titular en Carmelita y tal vez Dios sabía que tenía que madurar", dijo sereno, recordando que pasó un semestre de tercero en San Carlos, detrás de dos porteros veteranos, Patrick Pemberton y Marco Madrigal, y el siguiente semestre de suplente de Pemberton.

 

Nunca se inmutó ni bajó los brazos. No dejó de creer.

 

Lea también: Con tres ticos titulares, Comunicaciones desplaza del liderato al Malacateco de "La Bala" Gómez

 

"Lo que me dije fue 'tengo que aprender de Patrick, que es un gran guardameta', estaba Marco Madrigal también", rememoró.

 

"Yo tenía 19 años y me digo que mi carrera va bien, siempre con los pies en la tierra", agregó.

 

Incluso en esta campaña, cuando parecía que por fin sería titular tras la partida de Patrick a segundas divisiones con Fútbol Consultants, apareció otro escollo:

 

El entrenador Carlos Restrepo mandó a trae al arquero de Jicaral, Luis Alpízar, quien comenzó como titular.

 

Junto con los pobres resultados del equipo al mando de Restrepo, Alpízar también naufragó.

 

En Cartago prácticamente le regaló una anotación al cubano Marcel Hernández y tras esa derrota Restrepo fue echado. Asumió en su lugar Jeaustin Campos, quien le dio la primera opción a Luis Alpízar.

 

Sin embargo, tras perder contra Sporting, Alpízar ya no vio más la luz.

 

Lea también: Celso Borges: “Mi nombre no vale para nada. Ahora mismo, soy un jugador de Segunda B”

 

Y desde que Chamorro se colocó bajo los tres palos San Carlos no ha perdido.

 

Empató con Saprissa en Ciudad Quesada 1x1, le quitó el invicto al Cartaginés en el Rafael Bolaños 1x0 y empató a cero con Jicaral en casa.

 

Posteriormente, derrotó a Limón de visitante 0x2 y este domingo volvió a igualar con los morados, a cero en San Juan de Tibás.

 

A Chamorro solo un gol le han hecho.

 

"No es casualidad, es Dios el que obra", sentenció, convencido, el cancerbero.