Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

''Lástima que no puedo denunciarlo por calumnias e injurias, porque lo demandaría''

El técnico del Club Sport Cartaginés ya cumplió uno de los cinco partidos de castigo que le impuso el Tribunal Disciplinario.

Pero a Hernán Medford el tema lo pone de malas. Considera que es un sanción excesiva.

 

"No creo que sea justo", dijo sin tapujos.

 

Medford fue expulsado en el juego del miércoles pasado, que Cartaginés ganó 0 a 4 en Tibás, al Saprissa.

 

Esa noche el central fue Allen Quirós, asistido por Víctor Ramírez y William Chow, y como secretario fungió Carlos Salazar.

 

Así justificó la sanción el Tribunal Disciplinario:

 

a) Dos partidos de suspensión y una multa de 100.000 colones por emplear lenguaje ofensivo en contra de un jugador, de conformidad con el artículo 37 inciso 2 del Reglamento Disciplinario.

 

Lea también: Él es como un dolor de muelas que taladra al Herediano

 

b) Tres partidos de suspensión y una multa de 175.000 colones por emplear lenguaje ofensivo en contra de un oficial de partido, de conformidad con el artículo 38 inciso 1.

 

"Esto es persecución, que me gané la expulsión está bien, ¿pero tantos partidos?", comentó Medford Bryan.

 

 

"Se nota que en la Comisión Disciplinaria hay gente que la tiene contra uno, y espero que no me metan más partidos", amplió "El Pelícano".

 

"Qué fácil agarrar lo que dice el línea y no vale la palabra de uno, porque todo eso que dice ahí son un  montón de inventos", se quejó el estratega.

 

Y fue más allá: ''Lástima que yo no puedo denunciar por calumnias e injurias; no tengo testigos, porque demandaría al cuarto árbitro. Ponen cosas que no son''

 

"¿A quién le han metido cinco? Si ellos se satisfacen con eso, que se sigan satisfaciendo. Si hacen fiesta con eso, que me inviten", sentenció el  técnico, ya más sonriente, al final de su alocución.