Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

''Encerrona es cuando hay crisis, y aquí en Cartago todo es alegría''

A Hernán Medford le dio un poco de risa, y un poco de cólera, que le preguntaran si hizo una encerrona luego de empatar contra Jicaral y contra San Carlos, la semana pasada, antes del sonoro triunfo sobre el Saprissa, 0 a 4.

"Los que estaban preocupados eran ustedes, periodistas, ¿para qué reunirse? El equipo estaba jugando bien, contra Jicaral y San Carlos, ¿para qué encerrona?", comentó Medford.

 

"Lo que más me he enfocado que el equipo no se relaje. No pensar que por haber ganado 4 a 0 no se cometen errores", argumentó.

 

Lea también: De Keylor a Suárez: cuando los cracks del fútbol salen por la puerta trasera

 

"Encerrona es cuando hay crisis, y aquí en Cartago todo es alegría", aseguró el timonel del Club Sport Cartaginés, líder del Grupo B.

 

"¿Encerrona? ¿Por empatar contra Jicaral y producir cinco o seis opciones y que no las metimos, o contra San Carlos, cuando generamos muchas jugadas y no las concretamos?, hay otros que sí tienen crisis en este país y tienen que hacer encerronas, pero nosotros no".

 

 

"Yo no prometo campeonatos, yo voy a trabajar para ganar un campeonato", ponderó el estratega, para quien "hay algunos a los que hay que explicarles cuánto es uno más uno, porque no entienden las cosas que dice uno".

 

 

 

 

Y siguió arremetiendo contra los críticos.

 

"Hay gente que no quieren entender las cosas, solo hacer polémica. Yo les digo a los jugadores: Cuando ustedes escuchen algo que les conviene, reténganlo, y lo que no, que les entre por un oído y les salga por el otro".

 

Externó que él trata de asumir lo negativo, para salir en defensa de su equipo.

 

"Soy un entrenador que me gusta absorber todas las cosas. Las cosas negativas yo las asumo, yo las defiendo. Allá el que no quiera reconocer las cosas buenas que hacemos".

 

Y siguió defendiendo su gestión. "Si no hablan cosas buenas de Cartago, no sé qué se toman. En estos momentos, en la actualidad, es el colmo".

 

"¿Por qué no le dan más méritos al Cartaginés? Están ciegos. A veces uno pone un programilla y de Cartago hablan un minuto y de otros diez minutos. Tienen la camisa puesta, de un color,  y no es la de Cartago. Vamos bien unidos y con eso nos basta, es la verdad. Uno a veces ve comentarios y, si no saben analizar, mejor que ni comenten".