Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

“Icoder pasa ₡500 millones y simplemente recibe si las obras están bien entregadas”.

Ministro de Deportes visitó Estadio de Golfito tras reportajes de Columbia. Asegura que vandalismo el que se habló “son unas cositas y se va a reponer”.

El Ministro de Deportes Hernán Solano defendió el proceder de la Municipalidad de Golfito y del Icoder en medio de las obras de remodelación del Estadio Fortunato Atencio, en el cual Icoder aportó ₡500 millones.

A un año de haber finalizado las obras, la empresa constructora reclama una deuda de ₡120 millones y que el municipio no les ha permitido ingresar a aplicar la garantía en algunas obras inconclusas. Mientras tanto, el municipio asegura que no han recibido las obras por incumplimientos de la constructora.

Mientras ello ocurre, el estadio ya denota un deterioro importante, entre otras cosas, en su gramilla.

“Cuando usted lanza una licitación pública, tiene que cumplir con todos los requerimientos de esa licitación. El Alcalde y los personeros de la Municipalidad de Golfito no pueden darle recibido a una obra si ellos consideran que a la empresa le falta corregir o hacer algo y por más presiones para que el estadio esté, ellos tienen que cumplir porque eso lo exige la ley. Ellos no pueden recibir la obra si tienen dudas de que vaya a ser entregada de manera correcta”.

“Icoder trasladó en 2015, 500 millones de colones para la cancha, la iluminación, graderías, butacas y un planché más techo, son varia obras junto a los camerinos.  Todavía hay obras que la municipalidad exige de la empresa para recibir la obra”, dijo Solano.

Pese a las fotografías aportadas por Columbia, el Ministro de Deportes asegura que los robos reportados son mínimos.

“Yo estuve en el estadio, la parte que se habló de vandalismo son unas cosas de los baños y unas lucecitas, no era mucha cosa y se va a reponer. Hay que hacer un cambio de las luces porque no daba la iluminación a lo que en el contrato se estableció, sin embargo ya están las lámparas”, explicó Solano, quien también se refirió a la construcción del escenario sin cumplir con las medidas mínimas en la cancha para ser utilizado en fútbol profesional.

“El tema de las medidas, de lo que se me ha dicho, la cancha sí podría cumplir siempre y cuando hagan unos cambios”.

“Icoder tiene la obligación de recibir las obras. Pasa 500 millones y simplemente tiene que ir a recibir si las obras están bien entregadas. De no ser así, el Icoder tiene la potestad de pedir la devolución de los 500 millones”, dijo a Columbia.