Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

“Uno básicamente no necesita que alguien lo llegue a motivar a uno”, Dylan Flores sobre la final ante la S

El humano deportista está envuelto en diferentes estructuras que cada una por separada se debe entrenar para lograr una sintonía con las demás y crear un producto final integral.

Una de esas estructuras es la emotiva volitiva (relacionada con los sentimientos propios y los estados de ánimo, según Paco Seirul.lo*), y que sirve para llevar al deportista a un alto grado de motivación con la finalidad de cumplir con una tarea (en el caso del fútbol, ganar un partido, marcar goles, detener gran cantidad de remates).

Lea además:Lo que dicen en Herediano sobre supuesta deuda con Jimmy Marín

En ocasiones, ese grado de motivación tendrá que verse reforzado por algunos elementos que condicionen, para bien, el estado de ánimo del humano deportista, en otros, aparece solo por la naturaleza de lo que tiene en frente: un partido ante el archirrival, una final de campeonato, la presencia de un agente de algún club o una marca reconocida.

En Costa Rica, estamos ante la presencia de la final del Clausura 2020, que puede coronar al Saprissa como campeón inmediato, o le puede dar a Alajuelense el pase a la gran final nacional.

Este tipo de partidos, para algunos futbolistas, no necesitan estimulo alguno para elevar la motivación, pues por si solos incitan al jugador a dar lo máximo de sus capacidades físicas y mentales.

“Uno básicamente no necesita que alguien lo llegue a motivar a uno, ya el partido por si solo trae eso, entonces creo yo que el equipo psicológicamente se encuentra muy bien, vamos un partido a la vez, preparando el encuentro y el equipo se encuentra muy bien”, lo dijo el volante liguista Dylan Flores.

Bajo este panorama, se espera que el partido nos ofrezca un alto nivel competitivo ya que todos los elementos que envuelven a los deportistas están en sintonía y listos para ponerse en práctica.

 

*Paco Seirul.lo es el fundador de la metodología de entrenamiento que utiliza el FC Barcelona desde las bases hasta el primer equipo.