Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

“No me arrepiento jamás”.

Un año después de dejar la selección para finiquitar su contrato en Israel, Jimmy Marín da su versión de los hechos.

Jimmy Marín dice no arrepentirse de la decisión que tomó hace un año.

El prometedor volante dejó la concentración previa a la Copa Oro para finiquitar su contrato en Israel cuando Gustavo Matosas, en aquel momento seleccionador, ya tenía impedimento reglamentario para convocar a un sustituto. Ello le ameritó al jugador un castigo de 6 meses de parte de la Fedefútbol.

12 meses después y salvo un comunicado  a los medios, Marín no había hecho referencia a ese episodio.

“Yo no guardo rencor con ninguna persona y siempre les deseo el bien a todos. Yo pienso que hubo malos entendidos, no hubo buena comunicación o pasaron cosas que no sabría decirle, pasó el tiempo, lo tomé con calma, esos 6 meses me ayudaron para adaptarme más al país que es complicado”, contó el jugador.

“No me arrepiento, jamás, nunca me arrepiento de las cosas que yo hago. Menos me arrepiento al saber de que gracias a ese contrato mi familia ya está tranquila, que tiene su casa propia, que yo tengo mis cositas también, el bienestar de mi familia es número uno, entonces no me arrepiento de las cosas que hago. Si sucedió así, Dios así lo tenía pensado”, manifestó el futbolista, quien negó su vínculo con Saprissa.