Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

¿Banquear a Bernald Alfaro?: lo que aduce Carevic

¿Hay titulares y hay suplentes? Lo que sí es cierto, es que los de la  banca no sacaron la cara por los colores rojinegros esta vez.

 “El mañana nunca existe”.  La rotación de cara a cuidar los mejores jugadores para el clásico frente a Saprissa, no le salió al director técnico Andrés Carivic en la cancha del Allen Riggioni.

 La derrota por goleada ante Grecia 3-1 no estaba contemplada.  La idea era llegar ante los Morados, en su propio estadio, con una distancia de solo cuatro unidades y no siete como ahora.

 “No, no, pensamos en todo, porque realmente, también, en la carga de trabajo, nosotros tomamos la decisión de iniciar de esa manera porque pensamos que era lo mejor para esta cancha y, también, por la carga de trabajo”, respondió el técnico Alajuelense a manera de descarga sobre los efectos de la rotación.

 “Tenemos siete fechas para terminar este torneo y después sigue, si estamos calificados, dos fechas más, entonces son nueve fechas muy complicadas en muy corto tiempo (después) de un parate (“parón”) muy largo y aunque físicamente estamos bien, de igual manera hay que cerrar el torneo y por eso tomamos esa decisión”, amplió el timonel rojinegro.

 Alajuelense fue a Grecia y no pudo ante los rivales, contra la lluvia, contra la cancha y contra los goles, pues perdieron 3-1 y se alejaron siete puntos de su más enconado rival a las puertas del gran clásico nacional.