Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Rechazar a Saprissa le permitió a Gabelo irse a Europa: su imperdible anécdota

Guardameta prefirió, antes de Italia 90, firmar con Cartaginés por un 40% menos del salario que le ofrecían los morados.

Meses antes de clasificar a la gran cita mundialista, Luis Gabelo Conejo había jugado con la selección mayor un partido contra el Montevideo Wanderers de Uruguay, dirigido en aquel entonces por el reconocido entrenador y ex jugador de Ramonense Aníbal “El Maño” Ruiz.

Ya para aquel entonces, Ramonense había negociado la venta de Conejo al Saprissa, siempre y cuando el arquero estuviese de acuerdo con los términos. No obstante, el arquero contó este domingo en Columbia que aquel juego contra el equipo uruguayo le cambió el destino que el fútbol le tenía preparado.

 “Al día siguiente me invitaron a una actividad con los ex jugadores de Ramonense y ahí estaba el “Maño” Ruiz, me dijo que le había gustado mucho y que si tenía algún interés de irme a Wanderers. Yo le comenté que me interesaba mucho, pero que en ese momento la fe estaba puesta en clasificar al mundial”.

“Me dijo que me iba a pedir un favor. Que cuando firmara un contrato, tenía que hacer respetar una cláusula de que si me salía una opción de irme al extranjero me tenían que dejar ir libre sin costo alguno”, contó el ex jugador.

Aquel pequeño detalle sugerido por el entrenador uruguayo, Conejo lo llevó a la mesa de negociación con la dirigencia de Saprissa.

“En ese momento que se dio la posibilidad de ir a Saprissa y nos sentamos a conversar, me estaban firmando por 3 años, a mí me quedaban 6 meses de contrato y luego de eso no me aceptaban la cláusula, entonces tomé la decisión de irme al Cartaginés que si me la aceptó. Yo no sé si incluso le habían dado algún dinero a Ramonense”, contó el portero.

Cartaginés sí aceptó la cláusula, lo cual le permitió a Conejo irse después de Italia 90 al Albacete español.

“Vivo agradecido con Aníbal Ruiz, pues uno no se hubiese imaginado un detalle como ese. A Cartaginés me fui cobrando un 40% de lo que me ofrecía Saprissa, pero la fe estaba puesta en el mundial y había que apostar, tomé un riesgo y todo salió muy bien”, recordó el ex jugador y figura del equipo costarricense en la cita mundialista.