Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Pérez Zeledón: Un día en la vida de Jake Beckford de cuarentena por el coronavirus

Los jugadores de fútbol viven en sus casas en esta etapa de la pandemia por Covid-19, donde desarrollan estilos de vida que incluyen entrenamientos y mucho rigor en la alimentación.

Para el volante de recuperación del Municipal Pérez Zeledón Jake Beckford su vida cambió de la noche a la mañana. De entrenar todos los días en el estadio o en canchas alternas, ahora debe hacerlo en su residencia.

“Quería contarles lo que ha sido mi trabajo y sobre la alimentación aquí, ahora estos días de cuarentena en casa, yo creo que es lo que más tenemos que cuidar en estos momentos, yo convivo en mi casa con mi mamá y con mi hermano, y la que se encarga un poco de la alimentación es mamá”, contó el volante Jake Beckford.

“Por ahí trato de decirle a mi mamá que debo comer pollo, pasta, pescado, ensaladas y cosas similares, entonces ella hace el esfuerzo de tenerme ese tipo de comidas y creo que es lo que me va a mantener estos días de buena forma”, manifestó Beckford.

El mediocampista se había ganado un puesto en la titular de los Guerreros con el anterior técnico Omar Royero, pero la expectativa estaba centrada en la decisión que tomara el nuevo timonel Johnny Chaves, quien con pocas horas de entrenamientos, confió en él como estelar.

“Aparte de hacer ejercicio en casa, fue una de las normas que nos mandaron a seguir, mantener el peso, tratar de llegar en buena forma física para poder afrontar lo que viene ahora en el torneo, Dios primero y se reanude pronto para nosotros poder salir de toda esta situación y seguir compitiendo a alto nivel”, manifestó.

El jugador explicó que como contraparte el estar en casa, le ha dado la oportunidad de estar más tiempo con los seres queridos.

“Con mi hija quien está en la casa de la mamá de ella, ahora pasamos hablando todos los días mediante llamadas o whatsapp, porque sería imprudente ir a visitarla por ahora”, mencionó.

Los estilos de vida cambiaron para los seres humanos de todo el mundo y para el guerrero azul Jake Beckford no fue la excepción.